ANSE impulsa un proyecto para evaluar el estado de conservación del murciélago patudo en el sureste ibérico

La Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) ha impulsado un proyecto para la evaluación del estado de conservación del murciélago ratonero patudo en el sureste ibérico, informaron fuentes de esta organización en un comunicado.

Este tipo de murciélago es la única especie de quiróptero ibérico considerado en peligro de extinción dentro del Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, una categoría que comparte con especies emblemáticas como el oso pardo o el lince ibérico.

El proyecto, que comenzó a principios de 2020 y tendrá una duración de dos años, tiene como objetivo conocer el estado actual de conservación de este murciélago, beneficiándose de los trabajos otras especies de quirópteros que comparten con ella refugios –minas y cuevas principalmente– y hábitats de caza como humedales y ríos.

La iniciativa se articula en torno a diferentes acciones, entre las que destacan las actividades de divulgación, comunicación y participación social, la revisión del estado de conocimientos sobre la especie, el seguimiento de las colonias conocidas, la localización de nuevos refugios, el estudio de las áreas de campeo, el uso del hábitat, las condiciones microclimáticas de los refugios utilizados por la especie y el desarrollo de un protocolo de alerta temprana para la detección de posibles afecciones a estos últimos.

- Advertisement -

Todas estas acciones se desarrollarán en colaboración con los programas de seguimiento de las tres comunidades autónomas implicadas, la Región de Murcia, Andalucía y la Comunidad Valenciana.

En el marco de estas actuaciones ANSE organizará, en diciembre de 2020, las VIII Jornadas de la Asociación Española para la Conservación y el Estudio de los Murciélagos (SECEMU), que tendrán lugar en Alhama de Murcia e incluirán una sesión monográfica sobre el murciélago ratonero patudo. Este evento reúne cada dos años a la mayoría de expertos ibéricos en el estudio de este grupo de mamíferos.

En 2019 ANSE adquirió, a través de su Fundación, la Cueva de las Yeseras en Santomera, uno de los principales refugios de reproducción de la especie, con el objeto de garantizar su conservación. Esta cueva está incluida en la lista de Lugares de Importancia Comunitaria de la Comunidad Autónoma de Murcia y declarada Zona de Especial de Conservación de la red Natura 2000.

El proyecto cuenta con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través de la Fundación Biodiversidad, así como de la Asociación Interprofesional del Limón y del Pomelo (Ailimpo) y la Dirección General del Medio Natural de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

Otras entidades que han mostrado su interés en colaborar son los ayuntamientos de Santomera y de Torre Pacheco, la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad Valenciana y la asociación Patrimonio Santomera.

Datos básicos de la especie

El patudo es un murciélago muy singular y se encuentra amenazado globalmente con la categoría de Vulnerable según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). En España está catalogado como ‘en peligro de extinción’, compartiendo categoría con el lince ibérico o el águila imperial.

Las principales amenazas son la pérdida de calidad de las aguas de los humedales y las molestias en sus refugios (cuevas y minas). Se trata de una especie mediterránea, especialmente presente en la orilla norte, aunque llega al golfo pérsico.

En la península ibérica tiene una distribución restringida a la fachada mediterránea desde Málaga hasta Cataluña, penetrando poco en el interior .

Se trata de una especie que generalmente se presenta en pequeños grupos de individuos y que además se suelen refugiar en grietas lo que dificulta la localización y el recuento.

Está muy vinculado a las masas de agua, siendo capaz de alimentarse de peces además de insectos. Caza en vuelos rasantes sobre el agua.

En la Región de Murcia se conocen unas 20 colonias que oscilan entre 2 y 600 individuos. Una estima optimista apuntaría a un millar de ejemplares en la Región si bien no se disponen de estimas completas.

La mayoría de las colonias están en el centro y litoral de la Región, en localidades como Espuña, Cieza, Mazarrón, Cartagena, Torre Pacheco y Santomera.

Se conoce el intercambio entre colonias de la Región de Murcia y de Alicante. La Región de Murcia tiene una gran responsabilidad en la conservación de la especie: se conoce el mismo número de refugios en toda Andalucía que en la Comunidad Autónoma.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés