La ‘grotesca’ gestión de la población de conejos en Castilla-La Mancha

En la provincia de Ciudad Real, la especie está desapareciendo rápidamente de muchos de sus lugares tradicionales de cría.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ha declarado recientemente al conejo de monte como especie en peligro. No le falta razón a este organismo científico internacional; no en vano la rarefacción del conejo en sus zonas tradicionales de distribución es un hecho incontestable.

Las razones de esta desaparición son variadas y complejas, pero podemos destacar entre las más importantes las enfermedades propias de la especie como la mixomatosis y la Enfermedad Hemorrágica Vírica (EHV) con nuevas cepas más virulentas, los cambios en los usos del suelo y la intensificación cinegética.

Con la rápida intensificación agrícola por los cambios de cultivos de extensivo cerealista a leñosos, se está perdiendo el hábitat óptimo para la especie con su característico paisaje en mosaico con alternancia de lindes, cultivos, barbechos y zonas no cultivadas , que le proporcionan refugio y lugares de alimentación.

Por otra parte, una inadecuada gestión cinegética, con la proliferación de cotos intensivos , ampliaciones indebidas de los periodos hábiles de caza de la especie, o autorización de cacerías por supuestos daños, no siempre justificados, acaban por conformar un panorama a desalentador para la especie, lo que está llevando también a la alteración de sus patrones de distribución y dinámica de poblaciones, razones por las cuales ha saltado la alarma sobre esta especie autóctona de la península ibérica y por las cuales ha sido declarada en la categoría especial de En Peligro.

- Advertisement -

La respuesta de la especie a estas condiciones adversas de pérdida de hábitat e inadecuada gestión cinegética, provoca que sus patrones de distribución espacial se vean alterados , desapareciendo de su hábitat óptimo y en contraposición causando plagas puntuales por su proliferación en lugares menos adecuados y con condiciones naturales muy diferentes, como son determinados cultivos en lugares ausentes de montes donde a veces proliferan de manera exponencial y provocan daños puntuales a los cultivos agrícolas.

Ante esta situación, la respuesta demagógica de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha es desinformar sobre la realidad, incluso con videos promocionales del partido en el poder, con Page a la cabeza, en los que se habla de derogar el decreto del Plan General de la Especie y ampliar el periodo cinegético de emergencia.

Esta desinformación demuestra el escaso interés de nuestros políticos y gestores por la conservación de la naturaleza y sólo obedece a intereses partidistas y electoralistas, para complacer las exigencias de los sindicatos agrarios a la vez que priorizan las demandas cinegéticas sobre las conservacionistas.

El problema es que tiene graves consecuencias y nos cuesta mucho dinero a todos los contribuyentes por las siguientes razones: del conejo de monte dependen multitud de depredadores, y no digamos los especializados, como el lince ibérico y el águila imperial ibérica. Estas especies han sido objeto de ambiciosos programas de recuperación con excelentes resultados, que ahora peligran si falta su presa principal.

En el caso del lince ibérico, especie objeto de un costosísimo programa de reintroducción que ha costado a los contribuyentes más de 34 millones de euros , la falta de conejos en las zonas de reintroducción de linces y en sus áreas críticas, está suponiendo un hándicap para los objetivos de programa de conservación, siendo nefasto para el lince ibérico, dado que en las zonas o áreas críticas par esta especie esta faltando su presa principal.

Los linces muchas veces se ven avocados a desplazarse a lugares inusuales y peligrosos para ellos, allá donde encuentran conejos, en zonas cultivadas y en vías de comunicación.

Estos desplazamientos a lugares poco seguros, provocan la muerte de ejemplares por atropellos y otras causas, consiguiéndose así un efecto no deseado en el plan de recuperación del lince ibérico.

Lo lamentable es que a pesar de la alarmante merma de las poblaciones de conejos, la rápida desaparición de su hábitat óptimo y de la reciente declaración por la UICN en la categoría de En Peligro; en la provincia de Ciudad Real se esté cazando al conejo de monte durante prácticamente todo el año, sin que se respeten periodos de cría ni vedas, ya que se autoriza su caza sin rigor alguno en periodo no hábil, casi siempre que es solicitada por la vía de las excepciones, por supuestos daños a cultivos, sin que estos sean efectivamente evaluados , autorizándose automáticamente los llamados “descastes” de conejos en periodo de veda y reproductivo, con el daños irreversible a las poblaciones de esta especie presa clave en los ecosistemas.

Desde Ecologistas en Acción de Ciudad Real, pedimos que no se autoricen más estos denominados descastes sin que sean previamente evaluada su necesidad caso por caso, y por razones demostrables.

De lo contrario no podrán recuperarse las poblaciones de conejo de monte y la especie se verá abocada a su desaparición como ya ha ocurrido en grandes áreas de la provincia.

La merma de sus poblaciones ya está provocando un efecto inmediato en los ecosistemas y está afectando a las especies más emblemáticas de la fauna mediterránea de la que Castilla la Mancha conserva importantes poblaciones y por consiguiente una importante responsabilidad en la conservación de las mismas.

No se puede estar liberando linces de programas carísimos, si a su vez no estamos velando por el mantenimiento de su sustento principal; esto provoca un efecto perverso y dilapidador de fondos públicos y los políticos y técnicos de la Junta son los que han de responder por una adecuada gestión de los mismos. Nosotros se lo vamos a exigir.

Fuente: Ecologistas en Accion

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés