La UE aprueba el proyecto de conservación del urogallo presentado por Cantabria, Castilla y León, Galicia y Asturias

Esta iniciativa, que se desarrollará hasta el año 2014, supone una inversión total 7.324.486 euros, aportados por las entidades participantes y por la Unión Europea (UE). Cantabria es la comunidad autónoma en la que se desarrollarán más medidas dentro del proyecto y en donde se invertirá mayor presupuesto, en total 1.391.500 euros, financiados al 50% por la UE y la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad del Gobierno regional.

   A esta cifra habrá que añadir la parte correspondiente de las inversiones comunes u horizontales, informó el Ejecutivo cántabro en un comunicado.

   Esta iniciativa, denominada ‘Programa de acciones urgentes para la conservación del urogallo (Tetrao urogallus cantabricus) y su hábitat en la Cordillera Cantábrica’, se enmarca dentro de la convocatoria del Programa LIFE + Naturaleza y Biodiversidad.

   La Fundación Biodiversidad, encargada de la coordinación, gestionará un presupuesto de 1.298.625 euros para las actuaciones comunes. En Asturias se invertirán 1.331.661 euros; en Castilla y León, 1.267.144, y en Galicia, 612.180 euros.

- Advertisement -

   Por su parte, SEO-Birdlife se responsabilizará de acciones por un importe de 760.076 euros y el Organismo Autónomo Parques Nacionales gestionará 386.000 euros para actuaciones en el Parque Nacional de los Picos de Europa. Finalmente, Iberdrola participa como entidad co-financiadora, aportando 400.000 euros para medidas de adecuación en tendidos eléctricos en zonas de urogallo.

MEDIDAS DE CONSERVACIÓN

   El urogallo cantábrico es una de las especies de la fauna española con mayores problemas de conservación. Las causas de su regresión son diversas y, a los problemas globales como el cambio climático, se unen otros más locales, como la pérdida de calidad del hábitat o la depredación. Todos ellos han llevado a que la tasa de reclutamiento de la población sea prácticamente nula, lo que imposibilita su crecimiento y amenaza «de forma crítica» su supervivencia en el corto y medio plazo, en gran parte de la Cordillera Cantábrica.

   Esta situación ha llevado a la Consejería de Desarrollo Rural a realizar en los últimos años diversas actuaciones de estudio y seguimiento de la especie y de mejoras del hábitat (desbroces, tratamientos selvícolas, recuperación de arandaneras, etc.), además de participar en la puesta en marcha del Programa de Conservación Exsitu del Urogallo Cantábrico, junto con el resto de Comunidades de la Cordillera Cantábrica y la Administración General del Estado.

   El nuevo proyecto, aprobado por la Comisión Europea, contempla un «amplio conjunto de medidas» cuyo objetivo es tratar de invertir la tendencia regresiva de la especie, poniendo las bases para lo que deberán ser actuaciones que tienen que prolongarse más allá de los cuatro años que contempla el programa LIFE.

   Dentro de las acciones de conservación sobre el terreno, se plantea la mejora del hábitat para la especie, tanto mediante desbroces, mejora de arandaneras, tratamientos selvícolas o corrección de tendidos eléctricos, como a través de la reducción de las poblaciones de especies predadoras o competidoras como el venado o el jabalí.

   Además, se contempla la captura de ejemplares para la cría en cautividad y su posterior liberación a través del programa de reforzamiento de la población de urogallo en la Cordillera Cantábrica.

   Otras líneas de actuación son el desarrollo de un programa de custodia del territorio y el diseño de diversas medidas para el impulso de los usos tradicionales favorables para la preservación del hábitat de la especie y para la socioeconomía local.

   En materia de sensibilización e información, se ejecutarán acciones para divulgar la problemática de la especie en las zonas ocupadas, actual o históricamente por el urogallo, dirigidas tanto a la ciudadanía, como a organismos y grupos sociales especialmente implicados en la conservación y gestión del territorio, como entidades locales, ganaderos, cazadores, empresarios turísticos, excursionistas, etc. También se impulsará la participación de voluntarios en diversas fases del proyecto.

ÁMBITO DE ACTUACIÓN

   En Cantabria, el proyecto se ejecutará en el ámbito de la distribución histórica y actual del urogallo, que abarca amplias zonas de Liébana, cuencas altas del Nansa, Saja y alto Campoo. La iniciativa incluirá acciones en todos los grupos de medidas, con especial incidencia en las actuaciones de mejora del hábitat; control de poblaciones de especies predadoras y competidoras, y participación de las entidades locales en la conservación del hábitat.

   Por otro lado, el proyecto LIFE en Cantabria contempla las medidas preparatorias para el reforzamiento poblacional a través de la suelta en áreas seleccionadas de urogallos que se produzcan en el Centro de Cría ubicado en la localidad asturiana de Redes, de acuerdo con el ‘Programa de conservación ex-situ’, aprobado por todas las comunidades y por el Ministerio de Medio Ambiente.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés