Actualizar

martes, febrero 7, 2023

Aragón ha invertido cerca de 2,5 millones en mejorar sus humedales desde 2007

De esta forma, son cuatro los humedales RAMSAR con los que cuenta Aragón. Como ha destacado el consejero, estar incluido en esta lista internacional es un reconocimiento a los valores singulares de estos humedales, así como al estado de conservación de los mismos. Es un sello de calidad para estos espacios naturales, fundamentales para el ciclo natural del agua y para el mantenimiento de la flora y fauna que acogen.

Coincidiendo con el Día Mundial de los Humedales, el consejero, acompañado por Ricardo Ger, responsable de Instituciones en Aragón de la Caixa, y de Luis Tirado, delegado de SEO/BirdLife en Aragón, ha recorrido este humedal y ha conocido los valores singulares que han permitido su inclusión en el listado RAMSAR.

El proceso para incluir un humedal en el listado RAMSAR es complejo. En el caso de las Saladas de Sástago-Bujaraloz y los Tremedales de Orihuela, fue el propio Gobierno de Aragón quien, en octubre de 2009, propuso en el Comité de Humedales su inclusión. Tras un largo proceso, en el que se aportaron numerosos informes técnicos, el Comité de Humedales y la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad, así como el Consejo de Protección de la Naturaleza de Aragón, informaron favorablemente la propuesta. Sometidas también a información pública, en julio de 2010 el Consejo de Gobierno solicitó al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino la inclusión de estos dos humedales en el Listado de Humedales de Importancia Internacional del Convenio RAMSAR. Finalmente, el 7 de enero de 2011, el Consejo de Ministros aprobó su inclusión.

Nuevos humedales RAMSAR

Las Saladas de Sástago-Bujaraloz se localizan en las Comarcas de la Ribera Baja del Ebro y Los Monegros. La superficie del sitio RAMSAR es de 8.144 has, y los límites propuestos se localizan casi en su totalidad dentro del LIC Monegros.

Las Saladas de Sástago-Bujaraloz forman parte de un complejo lagunar de carácter endorreico ubicado en una estepa salina, cuyos límites incluyen 26 cubetas lagunares que son la mejor representación de las más de 100 depresiones de este tipo inventariadas en este entorno. Sus particularidades geomorfológicas, geoquímicas, hidrológicas, ecológicas y paisajísticas lo hacen un caso único en el contexto de Europa occidental. Además, este sitio es importante por la excepcional riqueza florística que atesora y por la fauna invertebrada de vida efímera que se desarrolla en las saladas en los breves periodos en los que mantienen agua, con especies únicas en el mundo.

Los Tremedales de Orihuela se localiza en el término municipal de Orihuela del Tremedal (Teruel), en la Sierra de Albarracín. La superficie del humedal Ramsar es de 1.844 has., incluida  mayoritariamente dentro del ámbito del LIC Tremedales de Orihuela.

Se trata de un sitio de alta montaña caracterizado por la presencia de numerosas pequeñas turberas (hasta 1.000 dentro del sitio Ramsar), también llamadas tremedales en la zona, distribuidas de forma dispersa por toda la superficie de la sierra.

Es una zona de gran riqueza florística. En el término municipal de Orihuela del Tremedal se han inventariado hasta 800 especies de flora, de las cuales aproximadamente 600 se pueden encontrar dentro del sitio Ramsar. La singularidad de las turberas o tremedales de esta zona radica en su emplazamiento, que determina que en sus comunidades vegetales domine el componente florístico mediterráneo, lo que las diferencian claramente de las del resto de Europa. Este sitio también se caracteriza por la presencia entre las turberas de una forma de modelado periglaciar característica, los conocidos como ríos de piedras (ríos de bloques), que se constituyen como uno de los mejores ejemplos a nivel mundial de este tipo de modelado (de los más largos del mundo, con más de 2,6 km de longitud y hasta 250 metros de anchura).

Decreto de humedales singulares de Aragón

El Departamento de Medio Ambiente ha impulsado la protección y la conservación de los humedales aragoneses en los últimos años, recibiendo un fuerte impulso durante 2010, con la aprobación del Decreto 204/2010, de 2 de noviembre, del Gobierno de Aragón, por el que se crea el Inventario de Humedales Singulares de Aragón y se establece su régimen de protección.

El decreto recoge 238 humedales y complejos de humedales correspondientes, inicialmente, a 9 tipologías distintas con presencia en el territorio aragonés: humedales freatofíticos, lagos de alta montaña (ibones), lagunas de agua dulce permanentes, lagunas de agua dulce estacionales, lagunas saladas permanentes, lagunas saladas estacionales, turberas, estanques artificiales de interés ecológico y sistemas hídricos subterráneos en karst-, distribuidos a su vez en tres categorías: humedales naturales, humedales artificiales o modificados y otros casos.

La mayoría de los humedales aragoneses identificados como singulares ya cuentan con un régimen especial de protección por encontrarse incluidos dentro de algún espacio de la Red Natural de Aragón.

El decreto otorga así mismo un régimen de protección a los humedales incluidos en el Inventario, mediante el establecimiento de un régimen general de usos y actividades permitidas, prohibidas y autorizables.

Ahora, con este decreto, la inclusión de un humedal en el Inventario de Humedales Singulares de Aragón, conllevará la aplicación de un régimen específico de protección que consistirá en preservarlos de todas aquellas actividades susceptibles de provocar su recesión, desnaturalización y degradación (el suelo incluido en el Inventario se clasifica como no urbanizable sujeto a especial protección); declararlos, en su caso, espacios naturales protegidos, atendiendo a sus características, de modo que les sea de aplicación el régimen de protección previsto en la normativa de los espacios naturales protegidos, e inscribirlos, en su caso, en el Catálogo de Montes de Utilidad Pública, aplicándoles en este supuesto el régimen de protección previsto para los montes catalogados en la legislación en materia de montes.

Inversiones en humedales

Estas medidas legislativas y administrativas de protección de los humedales aragoneses han ido acompañadas de actuaciones de mantenimiento y conservación de los hábitats de estas zonas húmedas.

Desde 2007, se ha invertido cerca de 2.500.000 euros en actuaciones de adecuación y mejora de infraestructuras en los humedales de Aragón, tanto a través de fondos propios del Departamento de Medio Ambiente como del convenio de colaboración que mantiene con la Caixa. Gracias a estas intervenciones, se han realizado trabajos de limpieza, se han creado rutas, adecuado senderos interpretativos, construido observatorios de aves, señalizado los espacios, se han llevado a cabo proyectos museográficos en centros expositivos y realizado trabajos para la mejora de la accesibilidad de estos espacios.

Como ha señalado el consejero, los humedales aragoneses poseen grandes valores naturales, que atraen cada año a miles de personas, tanto aficionadas como profesionales, que quieren estudiarlos y conocerlos. Por tanto, es un recurso turístico que repercute en la economía local y que debemos cuidar, tanto por el papel que juegan los humedales en los ciclos naturales y en el mantenimiento de la biodiversidad como por el efecto indirecto que tienen en el territorio.

Gabinete de Comunicación

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés