Actualizar

lunes, enero 30, 2023

La Junta confirma el aumento de las aves acuáticas invernantes en Andalucía con 791.622 ejemplares en 2011

El consejero, José Juan Díaz Trillo, ha dado a conocer estos datos durante la décimocuarta reunión del Comité Andaluz de Humedales, encuentro celebrado en Doñana con motivo del Día Mundial de los Humedales y coincidiendo con el 40 aniversario del Convenio internacional Ramsar para la conservación de las zonas húmedas.  

   Según Díaz Trillo, el censo correspondiente a la campaña 2010-11 supone un «notable» aumento respecto al año previo, cuando se registraron 608.416 ejemplares y 93 especies. Para llevar a cabo este último censo, técnicos y agentes de la Consejería de Medio Ambiente han  trabajado en 248 humedales de toda Andalucía para confirmar la tendencia de crecimiento desde 2004 en el número total de ejemplares y de estabilidad en la riqueza de especies.

   Además, el consejero de Medio Ambiente ha destacado el incremento de invernada de aves acuáticas en Andalucía debido a la «buena situación hídrica de los humedales y temperaturas invernales suaves».

   Díaz Trillo se ha referido a la elección de Doñana como sede para la reunión del Comité Andaluz de Humedales en respuesta a su condición de «humedal emblemático y principal refugio de la avifauna invernante en la comunidad». No en vano, Doñana sigue encabezando este año los censos al reunir a 485.176 ejemplares (61,3 por ciento del total) de 83 especies acuáticas.

   A este escenario le siguen los humedales litorales de Cádiz, Huelva y Almería (unos 130.000 ejemplares en conjunto), de los que el consejero ha destacado la alta diversidad de especies. Finalmente los humedales de interior concentran algo más del 20 por ciento de aves, con un importante papel en la conservación de especies amenazadas y con una mención destacada a Fuente de Piedra (Málaga) y sus 37.315 aves.

   El citado censo ha permitido localizar una importante abundancia de correlimos común, gaviota sombría, flamenco, ánsar común, pato cuchara y focha común, especies entre las cuales agrupan casi el 46 por ciento de los efectivos invernantes. Asimismo, Díaz Trillo ha afirmado que entre los grupos tróficos destacan las anátidas (34,1 por ciento de los efectivos) y las aves limícolas (28,3 por ciento).

   Por otro lado, cerca del 25 por ciento pertenecen a 32 especies incluidas en el Libro Rojo de los Vertebrados Amenazados de Andalucía. En este apartado el responsable andaluz de Medio Ambiente ha destacado los 46 ejemplares de cerceta pardilla y 39 de porrón pardo censados por su departamento, dos especies catalogadas como ‘En Peligro Crítico’; y un importante aumento en los efectivos de malvasía cabeciblanca (‘En Peligro’), sobre todo en Almería.

   Díaz Trillo ha asegurado que la acogida de aves invernantes es una parte «crucial» de la función ecológica de estos ecosistemas y del papel que cumplen en la conservación de la biodiversidad, aspecto en el que ha destacado que el 80 por ciento de las aves invernantes de Europa visitan los humedales andaluces o que el 55 por ciento de las plantas acuáticas de España viven en ellos.

FUNCIONES DE ESTOS ENCLAVES

   El consejero ha mencionado otras funciones y servicios que cumplen estos enclaves, como el control de inundaciones, depuración de aguas, estabilización en costas, alta productividad, agentes mitigadores del cambio climático, o valor socioeconómico y cultural.

   El consejero ha recordado que Andalucía posee el patrimonio natural de humedales litorales e interiores más ricos y mejor conservados de España y de la UE, con el 17 por ciento de las zonas húmedas españolas y el 56 por ciento de las áreas inundables nacionales.

   Actualmente existen 184 zonas húmedas catalogadas dentro del Inventario Andaluz de Humedales, de las que 25 están incluidas en la Lista Ramsar y 117 en el Inventario Español de Zonas Húmedas. Su elevado grado de protección supone que el 35 por ciento de los enclaves del Inventario de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía corresponda a estas áreas.

   Entre los hitos e iniciativas de gestión emprendidas en Andalucía para preservar este patrimonio el consejero ha subrayado la puesta en marcha en 2002 del Plan Andaluz de Humedales, instrumento cuyo objetivo es conservar la integridad ecológica de los humedales, fomentando su uso racional para mantener sus funciones ecológicas, socioeconómicas e histórico-culturales.

   En este marco se han desarrollado sobre estos ecosistemas entre los años 2004 y 2010 más de 25 proyectos de carácter regional y más de 200 actuaciones provinciales o locales, acumulando una inversión superior a los 75 millones de euros.

   La reunión mantenida este miércoles no sólo ha coincidido con la celebración del Día Mundial de los Humedales, pues en 2011 se cumple también el 40 aniversario del Convenio Ramsar, firmado en 1971 para fomentar la conservación y uso racional de los humedales mediante acciones locales y nacionales y gracias a la cooperación internacional, como contribución al desarrollo sostenible en todo el mundo.

   Díaz Trillo ha recordado que Andalucía aporta 25 zonas húmedas y más de 140.000 hectáreas al listado Ramsar de Humedales de Importancia Internacional. Doñana estuvo entre los dos primeros humedales adscritos cuando España ratificó el convenio en el año 1982, junto con las Tablas de Daimiel.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés