Actualizar

martes, febrero 7, 2023

Ganaderos pillados con las manos en la masa… desde el espacio

Las empresas, de propiedad brasileña, River Plate S.A. y BBC S.A., cayeron en una intervención durante una operación secreta llevada a cabo por las autoridades del país y por las autoridades indígenas en la región del Chaco (norte de Paraguay).

En esa región viven los ayoreo-totobiegosode, el último pueblo indígena no contactado que queda fuera de la Amazonia.

La mayor parte de la tierra ancestral de estos indígenas ha sido ocupada por terratenientes con negocios privados que se dedican a la ganadería. Ahora los miembros ya sedentarizados de este pueblo indígena temen por las vidas de sus familiares aislados.

Ojnai, un hombre ayoreo, dijo a Survival International: «Estoy preocupado por esta destrucción, porque no sabemos exactamente dónde vive la gente que sigue aún en el bosque. Tengo una hermana entre ellos. Por eso que no queremos que los foráneos destruyan más bosque con sus excavadoras».

El Instituto Paraguayo del Indígena (INDI) manifestó recientemente que otro terreno de 34.000 hectáreas comprado por los terratenientes se entregaría a los ayoreo, pero la fecha aún está por determinar.

Las negociaciones con otras empresas (incluida otra firma brasileña, Yaguareté Porá) han sido un fracaso hasta la fecha, ya que estos magnates del vacuno se han negado revender las tierras ancestrales de los ayoreo.

«Estos terratenientes, al igual que los totobiegosode, no tienen dónde esconderse. Las imágenes de satélite hacen prácticamente imposible que la deforestación generalizada pase desapercibida, pero las autoridades deben actuar antes de que esto suceda, no una vez que los bosques ya hayan sido arrasados», declararon hoy fuentes internas a Survival International.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés