La restauración de los ecosistemas beneficia a la biodiversidad y al bienestar humano

La restauración ecológica de las áreas degradadas podría mitigar la pérdida de la biodiversidad global, además de promover la recuperación de los servicios ecosistémicos, tales como la mejora de la calidad del agua y el almacenamiento del carbono. Así lo indica una investigación realizada por científicos del departamento de Ecología de la Universidad de Alcalá, la Universidad de Bournemouth y el Centro de Ecología e Hidrología del Reino Unido, cuyos resultados acaba de publicar la prestigiosa revista Science en su versión digital.

Además, esta investigación demuestra que la recuperación de la biodiversidad y de los servicios ecosistémicos es más elevada en zonas prístinas (sin influencia humana alguna) -tanto terrestres como acuáticas- que en aquellas que han sido restauradas.

El primer autor de la investigación, José M. Rey Benayas, catedrático de Ecología de la Universidad de Alcalá y presidente de la Fundación Internacional para la Restauración de los Ecosistemas, explica que «además de la mejora de la biodiversidad debida a la restauración ecológica, nuestros resultados indican que esta restauración también beneficia la calidad de los servicios ecosistémicos. Éstos pueden actuar como un motor de la economía y ser fuentes de empleo verde, por lo que nuestros resultados proporcionan a los políticos un incentivo importante para restaurar los ecosistemas degradados.”

La restauración ecológica es un recurso habitual para reducir la degradación ambiental causada por la actividad humana. Sin embargo, la eficiencia de las actuaciones de restauración para incrementar la biodiversidad y los servicios ecosistémicos no había sido evaluada sistemáticamente hasta ahora.

89 ecosistemas del mundo analizados

El nuevo artículo científico ha consistido en un análisis cuantitativo y sistemático de 89 ecosistemas diferentes de todo el planeta. Los resultados indican que la restauración ecológica incrementó la biodiversidad y los servicios ecosistémicos en un 44% y un 25%, respectivamente. Los aumentos en las medidas de biodiversidad y de servicios ecosistémicos después de la restauración estaban correlacionados positivamente. Ello sugiere que las acciones de restauración dirigidas a aumentar la biodiversidad deberían incrementar la provisión de servicios ecosistémicos, particularmente en los ecosistemas terrestres tropicales, los cuales tienen la mayor cantidad de biodiversidad y generalmente son sujeto de una elevada presión humana.

El coautor del estudio, James Bullock, del Centro de Ecología e Hidrología del Reino Unido, subraya que «hemos demostrado que en una gran variedad de ecosistemas del planeta, los proyectos de restauración son capaces de mitigar la pérdida de biodiversidad y de servicios ecosistémicos en áreas degradadas por las actividades humana. Mientras que la restauración puede ayudar a revertir estas pérdidas, la investigación demuestra que es fundamental para garantizar el bienestar humano conservar hábitats prístinos y la biodiversidad y servicios ecosistémicos que proporcionan».

Adrian Newton, también coautor de la investigación, de la Universidad de Bournemouth, asegura que «estos resultados resaltan la importancia de la restauración ecológica para afrontar la degradación ambiental que ha ocurrido en muchas partes del mundo. La investigación sugiere que la restauración puede ofrecer una solución de doble ganancia, es decir, incrementar al mismo tiempo la biodiversidad y la provisión de los beneficios ambientales para la gente».

 

www.agenciasinc.es

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés