El tritón palmeado recolonizó Europa desde sus refugios en la Península Ibérica

La principal conclusión del estudio es que el tritón palmeado era una especie centroeuropea que a mediados del Pleistoceno colonizó la Península Ibérica por el enfriamiento del clima. Las glaciaciones provocaron la extinción de sus poblaciones centroeuropeas y, por tanto, de la diversidad genética original.

La preservación de las poblaciones  en sus refugios meridionales, permitió la supervivencia de la especie y su posterior expansión a zonas favorables. Su distribución actual en Europa sería el resultado de una colonización reciente a partir de la península Ibérica.

Para reconstruir la genealogía de la especie y conocer aspectos de su historia evolutiva reciente, los investigadores han estudiado la distribución geográfica actual de ciertos marcadores genéticos y han analizado los rastros que procesos históricos de aislamiento, expansión, etc., han ido dejando en estos marcadores.

Un anfibio del Pleistoceno

- Advertisement -

Los linajes actuales del tritón palmeado se originaron durante el Pleistoceno medio e inferior, hace aproximadamente entre 400.000 y 1 millón de años, mientras que su antigüedad como especie se estima en unos 20 millones de años. Estos datos indican la existencia de sucesivas extinciones que acabaron con casi todos los linajes originados a lo largo de los últimos 19 millones de años, perdurando únicamente aquel que colonizó la Península Ibérica en tiempos pleistocénicos, procedente de áreas severamente afectadas por las glaciaciones en el centro de Europa.

Tras su expansión ibérica y su total extinción en el resto de Europa, se produjo una diferenciación en varios linajes, uno de los cuales ha sido capaz de recolonizar toda su distribución actual al norte de los Pirineos e incluso alcanzar Gran Bretaña, tras la retirada de los hielos.

El científico Ernesto Recuero explica el proceso: “En este estudio documentamos que la diversidad genética  en el tritón palmeado se concentra principalmente en su reducida área de distribución ibérica, a pesar de que los restos fósiles más antiguos atribuidos a esta especie han sido localizados al norte de los Pirineos. Sin embargo, esta diversidad genética es considerablemente más reciente que la observada en multitud de organismos presentes en la Península Ibérica y otras penínsulas mediterráneas”.

La comparación entre el patrón de diversidad genética observado en esta especie y en otros anfibios con una distribución geográfica similar permite a los investigadores formular la existencia de dos modelos según el efecto que han tenido las glaciaciones en la respuesta evolutiva de los organismos.

Uno es el modelo R, al que pertenece el tritón palmeado, que se corresponde con auténticos refugios glaciares, en los cuales sobrevivieron pequeñas poblaciones  periféricas, en las que se perdió gran parte de la diversidad genética ancestral. Otro es el modelo S, que incluye especies como el tritón ibérico Lissotriton boscai, que viene definido por la existencia de santuarios o zonas geográficas en las que el efecto de los sucesivos cambios climáticos fue suficientemente suave como para permitir la supervivencia de la diversidad genética acumulada desde tiempos anteriores al Pleistoceno.

http://www.agenciasinc.es/

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés