Fundación Gypaetus avista en actitud de «cercanía» a la primera pareja de quebrantahuesos liberados

Así, según ha informado en una nota la Fundación Gypaetus, ‘Tono’ y «una hembra que por su edad y plumaje podría ser ‘Malena’, pues no lleva emisor GPS y aún no ha podido verse el color de las anillas metálicas que porta –única forma de identificar los ejemplares, según concreta la Fundación a Europa Press–. En concreto, se trata de una pareja de quebrantahuesos de casi seis y tres años de edad respectivamente, cuyo incipiente «romance» dio la vuelta a España a principios de verano. Las primeras interacciones entre ambas aves quedaron registradas desde primavera y, llegado el otoño, la «relación» se consolida y se les ha fotografiado «regalándose acicalamientos mutuos».

   En este sentido, ha explicado que «acicalarse» es una conducta habitual entre parejas de quebrantahuesos y entre progenitores y descendientes de la especie, considerándose una forma de aproximación con la que los ejemplares estrechan lazos y la practican a lo largo de todo el año, no sólo en época reproductora. De esta manera, ‘Tono’ y la creen que es ‘Malena’ por las características, por tanto, «vuelan, reposan, descansan juntos y ahora, además, se embellecen el uno al otro».

   Ante esta situación los técnicos de la Fundación Gypaetus siguen de cerca a estos ejemplares en previsión de movimientos dirigidos a la construcción del nido. El comportamiento de estos animales ha generado «entusiastas expectativas» en el seno del Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, que además han trascendido al proyecto de reintroducción de los Alpes desde donde se congratulan por los logros del programa andaluz.

   «Las esperanzas, ante la posibilidad de formación de la primera pareja de quebrantahuesos liberados en Andalucía sólo cinco años después de la primera suelta, si bien no se esperaba hasta transcurridos los seis y ocho años, contagian a otros proyectos», asegura.

- Advertisement -

EJEMPLARES VIAJEROS

   Por otro lado, y sin perder de vista las interacciones entre el macho ‘Tono’ y la hembra que se sospecha es ‘Malena’, los movimientos del resto de ejemplares liberados por el programa, con emisor GPS activo, han situado a ‘Tranco’, macho liberado en 2010, en Portugal. Este ejemplar ha realizado uno de los desplazamientos más destacados del verano, pues su incursión en el país vecino se ha repetido en dos ocasiones, la primera en mayo, cuando pernoctó en el distrito de Castello Branco durante la noche regresando a España la tarde siguiente y la segunda, el 19 de junio en el distrito de la Brangança sin llegar a dormir en la zona.

   En este sentido, la Fundación Gypaetus ha precisado que mayo y junio han sido de gran actividad para el ejemplar que llegó a visitar diversas zonas de la geografía ibérica, entre ellas el Parque Natural Sierra de Gredos, Las Batuecas y Sierra de Francia (Castilla-León), Espacio Natural Sierra Nevada, el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares (Madrid), el Parque Natural del Valle de Alcudia, Sierra Madrona y Montes de Toledo (Castilla-La Mancha). A finales de julio el emisor GPS de ‘Tranco’ dejó de aportar datos.

   Por su parte, el macho ‘Huéscar’ ha sido el segundo  quebrantahuesos en cruzar los límites administrativos de España y pernoctó en la vecina Portugal durante los días 8 y 9 de junio, en el distrito de Castello Branco. Al igual que sus coetáneos ha viajado por distintas provincias españolas, usando con mayor énfasis el enclave natural de Las Batuecas y Sierra de Francia, el norte de Madrid y los parques del Valle de Alcudia y Sierra Madrona.

   El macho ‘Hortelano’ ha viajado a las provincias de Salamanca, Ávila, Madrid, Cuenca, Ciudad Real, Toledo, Castellón, Cáceres, Albacete y Murcia, entre otras. Una vez regresó a la zona de liberación en agosto, decidió pasar varios días en el Espacio Natural de Sierra Nevada y dirigirse después a la Sierra de Gredos donde permanece. Por otro lado, la hembra ‘Blimunda’ ha reducido sus movimientos en verano sobrevolando la Serranía de Cuenca, el sur de Teruel, el norte de Guadalajara y el norte de Madrid.

   «Es el ave que menos tiempo ha pasado fuera de las sierras de liberación lo que ha propiciado frecuentes avistamientos, fotografías y filmaciones», ha añadido. ‘Quitera’, a diferencia de ‘Blimunda’, ha marcado el límite más alto a nivel latitudinal. Esta ave inició un movimiento exploratorio hasta los Picos de Urbión en la Rioja.

   Después de seguir el mismo camino que la mayoría de los ejemplares liberados ese año, ‘Quitera’ alcanzó la Sierra de Gredos, llegó al norte de Guadalajara y se desplazó hasta la comunidad riojana. Su afán exploratorio la condujo hasta la comunidad navarra, el País Vasco y la provincia de Burgos, completando así una vuelta por el norte de la península ibérica, en una zona, según las anotaciones del programa, nueva para los ejemplares liberados en Andalucía.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés