Propuesta para la pesca deportiva en rio temporada 2012

Proponemos como mal menor que se prologue la anterior normativa de pesca deportiva temporada 2011 en la que se marcada unos días la pesca sin muerte para el salmón y otros de pesca con muerte de 55 días, así como un máximo de capturas por pescador y temporada de 3 salmones.

Asimismo hemos solicitado otra serie de medidas para que el Principado en atribución a sus competencias, pueda tomar para la conservación del hábitat y la mejora de las especies que en él interactúan y que están condenadas a desaparecer si se sigue pescando todo lo que existe en los rios:

– Control biológico de la evolución de la especie, para valorar, si se puede permitir o no la extracción para próximas campañas de forma limitada.

– Control de  los vertidos de aguas residuales urbanas, industriales, y agroganaderos  ante un deficiente sistema de saneamiento en las zonas rurales, que teniendo muchas de ellas depuradoras no funcionan, pero concentran los focos de vertidos.

- Advertisement -

– Evitar la colmatación de arroyos y ríos, por los vertidos constantes de canteras, cortas y sacas de madera, graveras, aréneros y escombreras que están presentes en todas las cuencas en zonas sensibles, destacando la del Narcea.

– Reducir la contaminación térmica al utilizar las aguas para refrigerar la industria, destacando el caso de las térmicas, problema que va aumentar con los nuevos grupos de gas. Esta contaminación ya se produce en el Nalón, Narcea y Caudal.

– Mantener el bosque de ribera y donde haya desaparecido recuperarlo, como mantenedor de biodiversidad, refugio y mantenedor de condiciones de temperatura que son fundamentales para garantizar la supervivencia de los alevines de salmón.

– Recuperar los cauces de los ríos, que muchos se han convertido en canales, lo que conlleva la destrucción de los ecosistemas de ribera, revisando e inspeccionando los proyectos de limpieza de la C. Hidrográfica  y de las asociaciones de pescadores.

–  Supresión de numerosos obstáculos para facilitar el remonte de los ríos, que están en forma de presas presentes en el Nalón, Narcea y Navia.

– Control de captación de las aguas, para uso doméstico, industrial, riego, hidroeléctrico, etc. que están secando los ríos, no dejando el caudal mínimo ecológico.

– Mantener la reserva genética de cada cuenca, prohibiendo las repoblaciones con animales cuyo origen sean  otras cuencas  distintas.

– Control de las especies de fauna y flora no autóctonas que  colonizan tramos de los ríos, en detrimento de las especies autóctonas. Es muy preocupante la situación expansiva de ciprínidos como el piscardo, cachos (En León), carpas, tortugas, el cangrejo rojo y el señal.

– Medidas de control en el uso de embarcaciones en los cauces por el peligro de introducir especies invasoras foráneas (Mejillón cebra, algas, etc.), la degradación de márgenes y cauces, el estrés piscícola, además de prohibir o regular la práctica del turismo activo en las cabeceras de los ríos.

– Relación de especies de fauna y flora (Amenazada o no) vinculada a los ecosistemas acuáticos.

– Control del furtivismo, mejorando la vigilancia del recurso y de su hábitat, con mejores y más medios para la guardería.

 Si no se toman medidas radicales tanto a corto plazo como  de futuro, se esta poniendo en peligro esta especie emblemática, no podemos permitir que los caprichos de los políticos acaben con la diversidad biológica de los ríos asturianos.

Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

http://www.coordinadoraecoloxista.org/

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés