Un estudio descarta nuevas epidemias en los delfines listados del Mediterráneo al describir el ciclo del virus

Según la investigación, cuyos resultados han sido publicados en el último número de la revista Diseases of Aquatic Organisms, las mortandades puntuales de esta especie de cetáceo registradas tras la epidemia de 2006-07 a lo largo de las costas valencianas, catalanas y andaluzas se deben a la evolución de una fase crónica de la infección por Morbillivirus y no a nuevas epidemias del virus, ha informado la institución académica en un comunicado.

   Los análisis han revelado la existencia de una fase crónica de la infección por Morbillivirus que explica las muertes intermitentes de delfines en los últimos años. «El virus queda latente en algunos delfines que sobreviven a las mortandades masivas. Permanece en estado crónico, restringido en el sistema nervioso, pero no lo pueden transmitir, por este motivo, no se puede hablar de una nueva epidemia», argumenta el catedrático de Zoología de la Universitat de València, Juan Antonio Raga.

   Las muertes registradas durante la pasada primavera se corresponden a un aumento de la densidad de población de los delfines y la consiguiente reducción de la protección inmunológica. «Mueren así los ejemplares afectados por epidemias anteriores, como la de 1990 y 2006-2007, que provocaron muertes masivas», ha agregado Raga.

CONTINUACIÓN DE UN ESTUDIO DE 1990

   Estos resultados se corresponden con la continuación de un estudio pluridisciplinar e interuniversitario que se desarrolla desde 1990 y que ha permitido la detección y caracterización, por primera vez a nivel mundial, de estas dos mortandades masivas de delfines en el Mediterráneo de gran transcendencia científica y de conservación de la fauna amenazada.

   El director del CRESA y también catedrático de Patología de la UAB, Mariano Domingo, ha apuntado que se trataría de una forma crónica de infección del sistema nervioso «muy similar a las que se dan en la especie humana con el virus del sarampión».

   El gran número de casos que se han producido después de 2006-07 pone de manifiesto «la importancia de esta fase de la enfermedad subsiguiente a la epidémica, hecho que ya detectamos a menor escala en la epidemia de 1990», según Domingo, quien concluye que su previsión es que estos casos «se sigan observando al menos durante los dos próximos años».

ANÁLISIS EPIDEMIOLÓGICOS Y PATOLÓGICOS

   El trabajo de los investigadores ha consistido en análisis epidemiológicos y patológicos de un total de 118 ejemplares de delfines listados afectados por Morbillivirus después de la epidemia de 2006-07 durante los años 2008, 2009 y 2010 en Andalucía, la Comunitat Valenciana y Cataluña.

   Las conclusiones revelan una infección por este virus en el sistema nervioso en un 27,4 por ciento, 25 por ciento y 28,4 por ciento, respectivamente, sin diferencias significativas entre tamaño y sexo de los ejemplares estudiados.

   Se realizaron las necropsias de estos animales varados en buenas condiciones en las costas mediterráneas y de ellas se obtuvieron muestras de tejidos para estudios microscópicos, immunohistoquímicos y moleculares (basados en técnicas de PCR) para identificar el virus y las lesiones que provoca en estos animales.

   Estas investigaciones se enmarcan, por parte del Institut Cavanilles de la Universitat de València, en un proyecto de excelencia Prometeo 2011 de la Conselleria de Educación de la Generalitat Valenciana, además, cuenta con el apoyo de la  Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente de esta administración autonómica.

   Por su parte, los investigadores del CRESA, la UAB y el CRAM reciben financiación de la Generalitat de Catalunya, a través del Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Rural.

   Paralelamente, estos trabajos sobre las causas de la muerte de delfines listados también han sido posibles gracias al esfuerzo realizado en tareas de vigilancia y monitorización a lo largo de las costas mediterráneas llevado a cabo por la Universitat de València, la Universitat Autònoma de Barcelona, el CRESA, el CRAM y diversas instituciones de Andalucía.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés