Alianza España-PNUMA en soporte a LifeWeb Apoyo a las áreas protegidas terrestres de Mesoamérica

En el marco de la Iniciativa Mundial Lifeweb, – una plataforma global de colaboración –  la Montañona, en El Salvador, es una de las áreas piloto donde se implementa el proyecto “Soporte a las áreas protegidas de Mesoamérica: Desarrollo de instrumentos y mecanismos económicos y legales para mejorar el manejo de áreas protegidas, incluyendo prácticas agrícolas sostenibles como estrategia para la prevención de incendios”.

 

El taller de tomadores de decisiones. El evento de difusión de avances del proyecto fue presidido por el Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Herman Rosa Chávez, la Directora y Representante Regional del PNUMA para América Latina y El Caribe, Margarita Astrálaga, el Coordinador del Sistema de Naciones Unidas y Representante Residente del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en El Salvador, Robert Valent y la Responsable de Programas de Seguridad Alimentaria y Medio Ambiente de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) en El Salvador,  Natalia Otamendi.

 

A este evento, realizado hoy en San Salvador, asistieron representantes de organismos internacionales como la Unión Europea, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), la Secretaría de la Integración Centro Americana, la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo, diputados de Chalatenango, alcaldes de la Mancomunidad La Montañona y ADESCOS, representantes de comunidades beneficiarias.

 

 

La Alianza España-PNUMA. A través de la Alianza España – PNUMA para la iniciativa Lifeweb – se proporciona apoyo técnico, educativo y financiero a 11 proyectos de áreas protegidas en todo el mundo para conservar la diversidad biológica, afrontar el cambio climático y asegurar los medios de vida.

 

Entre los principales avances del proyecto se destaca el estudio sobre la valoración ambiental, social y económica de los servicios ofrecidos por el área de Conservación La Montañona, y el estudio de los costos asociados a la pérdida de biodiversidad y la degradación de ecosistemas este área protegida.

 

Los servicios de los ecosistemas generan beneficios económicos y sociales significativos para las comunidades del entorno de la Montañona. El proceso de identificación y priorización de los Servicios Ecosistémicos en La Montañona contó con la participación activa de las comunidades y permitió identificar los servicios mas relevantes proporcionados por estos ecosistemas: provisión de agua, abastecimiento de productos forestales – leña, madera, plantas medicinales, semillas, fibra, plantas ornamentales – y formación de suelos agrícolas.

 

Otro de los beneficios de conservar los ecosistemas – destacado en el proyecto – es la disminución del riesgo y la vulnerabilidad de las comunidades cuando suceden eventos climáticos extremos, como la depresión tropical 12E que afectó al país en octubre del año pasado.

 

Esta experiencia piloto contribuirá al desarrollo de instrumentos económicos y jurídicos de protección ambiental innovadores para promover el uso sostenible de la biodiversidad, a través de la valorización de los ecosistemas y de los servicios que prestan. Una de sus mayores contribuciones será promover el conocimiento de las lecciones aprendidas y la cooperación norte-sur-sur, a través de una estrategia de difusión subregional, regional y global.

 

Los principales actores involucrados en la ejecución del proyecto son: PRISMA, que tiene a cargo la coordinación de la iniciativa en el territorio y que, desde hace algunos años, ha estado acompañando un proceso de gestión territorial en la mancomunidad; La Mancomunidad La Montañona, las Unidades Ambientales Municipales de los siete municipios que forman parte del área de conservación (Chalatenango, Concepción Quezaltepeque, Comalapa, La Laguna, El Carrizal, Ojos de Agua y Las Vueltas) y las ADESCOS, entre otros.

 

La capacitación de las comunidades para el uso de prácticas agrícolas sostenibles y la prevención de incendios son otros de los beneficios del proyecto a las comunidades. Estas, también deben beneficiarse con el incremento de sus ingresos por el uso sostenible de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos.

 

En el taller se explicó la promoción, por parte del proyecto, de medidas para la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad, que no sólo proporcionan cimientos para una economía verde, sino que pueden también ayudar a satisfacer las necesidades de las comunidades locales, que dependen directamente del buen funcionamiento de los ecosistemas.

 

Enlace para descargar fotografías del taller:

 

http://www.pnuma.org/informacion/comunicados/2011/21noviembre/lifeweb_imagenes/

www.ecoticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Animales que se vuelven blancos

Curiosidades de las plantas

Aves capaces de atacar humanos