Los lobos ayudan a predecir el efecto en los animales del cambio climático

Este estudio, publicado en ‘Science’, proporciona un modelo matemático de gran alcance para explorar los vínculos entre el cambio ambiental, los cambios físicos rápidos y los cambios en el tamaño de la población como, por ejemplo, la disminución observada en animales como los osos polares y las ovejas Soay.

   Para ello han utilizado al lobo gris (Canis lupus), que fue reintroducido en el Parque Nacional Yellowstone en 1995, después de haber sido expulsado por los colonos a principios de siglo. En la actualidad, hay alrededor de 150 individuos en el parque.

   Los científicos han examinado 15 años de datos acerca de los rasgos biológicos y demográficos de los lobos de Yellowstone, observando cómo el cambio de frecuencia de años buenos (cuando los lobos prosperaron) y malos influye en el tamaño de la población, la genética y el tamaño de los lobos.

   Los resultados señalan que la población de lobos se muestra más afectada por los cambios globales en el entorno que por los cambios en la magnitud de las fluctuaciones año a año.

   Según han explicado lo expertos, estudios previos han demostrado que, si persisten durante un largo período, incluso los pequeños cambios en rasgos como el tamaño corporal y el peso -así como otras características como el color del pelaje, la edad de reproducción y la esperanza media de vida- pueden tener un efecto profundo en el tamaño futuro de las poblaciones de las especies.

   Sin embargo, hasta ahora, los científicos no han tenido las herramientas para predecir estos efectos. Ahora, los autores del estudio dicen que su fórmula podría ser utilizada para ofrecer mejores predicciones sobre otras especies.

   El profesor del Departamento de Ciencias de la Vida del Imperial College de Londres, Tim Coulson, ha señalado que se conoce que el cambio climático está teniendo un impacto en la vida de las especies animales de todo el mundo; «esto es evidente a través de los cambios que se han observado en el tamaño de su población, así como en el tamaño corporal», ha indicado. Sin embargo ha señalado que «lo que no estaba tan claro es lo que subyace a estos cambios».

   Así, ha indicado que este trabajo proporciona a los biólogos una manera relativamente fácil de investigar cómo y por qué los impactos ambientales cambian tanto la ecología, como el futuro cercano de la evolución de las especies», ha explicado.

   Los próximos pasos de la investigación aplicarán estos métodos a distintas especies, desde los mosquitos a los cocodrilos, para poner a prueba las predicciones del modelo.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés