Crean un sistema de información científica sobre los mares y las costas de los países centroamericanos

El convenio de creación del Observatorio Cousteau fue firmado ayer en la Embajada de Francia en Costa Rica por siete instituciones francesas y costarricenses, entre las cuales se encuentran universidades y organismos gubernamentales y públicos.

 

Paralelamente, en horas de la mañana se inició en la UCR un seminario con la participación de científicos y representantes gubernamentales de los países centroamericanos y de Belice, con el fin de poner en común la investigación que cada uno realiza y compartir perspectivas en relación con los recursos marinos y costeros y los principales problemas en la región.

 

El Observatorio Cousteau es una iniciativa que cuenta con el apoyo del Instituto Francés de América Central (IFAC) y del Observatorio Cousteau de México, entidades que promovieron el establecimiento de esa instancia en el istmo centroamericano. Se concibe como un centro de reflexión, cooperación y coordinación entre distintos actores y disciplinas, con el fin de incidir y transferir conocimientos entres diversos actores y sectores de la sociedad.

 

Temas ecológicos, sociales y económicos

 

El Observatorio abordará temas tanto ecológicos como sociales y económicos relacionados con los litorales y mares. Entre estos, destacan la estructura, función y diversidad biológica de los ecosistemas marinos y costeros, el monitoreo de los procesos oceanográficos y atmosféricos, la evaluación de la vulnerabilidad y adaptabilidad de los ecosistemas y los efectos del cambio climático.

 

Otros asuntos de interés son el desarrollo de mecanismos de participación ciudadana, la caracterización socioeconómica de las regiones costeras y marinas, los impactos de las actividades productivas y el desarrollo de tecnología y buenas prácticas para el desarrollo sostenible.

 

La ministra en ejercicio del Minaet, Ana Lorena Guevara, expresó durante la inauguración del seminario que Costa Rica ha logrado en los últimos años dar importantes avances en materia de protección de los recursos marinos. Los mares –añadió– son fundamentales para el futuro de la humanidad, pues de ellos se extraen muchos alimentos y tienen un potencial muy alto en áreas como la biotecnología y la medicina. “Hemos vivido muchos años de espaldas al mar”, dijo la funcionaria, quien agradeció a Francia por su apoyo a Costa Rica en este campo.

 

Gestión de la información

 

El doctor Álvaro Morales Ramírez, director del Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (Cimar), de la UCR, resaltó la necesidad de contar con una “plataforma de gestión integral de la información marino-costera”. “Centroamérica es una sola costa, un istmo. Las actividades que ocurren en el interior de los países de la región afectan a la zona costera y el modelo de desarrollo que se ha seguido tiene un fuerte impacto en estas áreas”, dijo.

 

Según el científico, esta zona posee una rica diversidad biológica en sus mares y costas, pero al mismo tiempo es la región en el planeta con mayor vulnerabilidad ante los embates del cambio climático.

 

Recordó que el explorador, cineasta y defensor del medio ambiente, Jacques Cousteau, desarrolló “una sensibilidad” hacia la vida marina y una conciencia sobre el valor de los océanos y los peligros de la sobreexplotación de los recursos marinos. “Este mensaje que Cousteau transmitió ha perdurado y perdurará. Es una tarea de todos los que estamos involucrados en las ciencias marinas de ser vigilantes de nuestros mares y de nuestras costas”, expresó el académico.

 

Morales explicó que la coordinación del Observatorio estará a cargo del Cimar durante los primeros cuatro años y que uno de los primeros productos será la creación del reglamento de trabajo y un consejo ejecutivo, así como un sitio en Internet en donde los datos recopilados estén disponibles.

 

Además de la UCR, conforman esta instancia la Escuela de Biología de la Universidad Nacional (UNA) y el Ministerio del Medio Ambiente, Energía y Telecomunicación (Minaet), por medio del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac). En este proyecto participan además el Instituto de Investigación para el Desarrollo (IRD) y la Universidad de Bretaña Occidental.

 

El director del Cimar se mostró muy optimista con la iniciativa. “Es una oportunidad para la región y debe ser un esfuerzo sostenido, pero con la colaboración de México y de Francia lo vamos a lograr”, expresó.

 

Compromiso de Francia

 

Por su parte, el director del IFAC, Daniel Lefort, subrayó el compromiso de Francia con esta iniciativa: “La cooperación científica de Francia con Costa Rica y los demás países de América Central toma un nuevo camino gracias a este proyecto del Observatorio, que tiene como meta relacionar directamente la producción de conocimiento científico con la decisión política en forma compartida y para el beneficio de las poblaciones en materia de protección de la biodiversidad, lucha contra los efectos negativos del cambio climático y contribución al bienestar de todos”.

 

El director del IRD, profesor Michel Laurent, explicó que este organismo, que apoya iniciativas de investigación en países en desarrollo, participa en una red de observatorios que funcionan en varios océanos del mundo.

 

“Los ambientes marinos y las zonas costeras forman parte de los lugares donde las presiones antrópicas son las más concentradas y donde los conflictos actuales y potenciales de utilización de la tierra son los más críticos”, advirtió Laurent.

http://www.dicyt.com/ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés

Día Internacional del Conejo 2022

Los mamíferos más amenazados de Europa

ANSE protege y estudia murciélagos

Día Mundial del Rinoceronte 2022