El Niño podría causar sequías y fuertes lluvias en el hemisferio norte tras el verano

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) ha determinado que el fenómeno climático El Niño podría presentar problema en el hemisferio norte en el verano.

   En el informe mensual que realiza el Centro de Predicción Climática de Estados Unidos, que forma parte de NOAA, se ha señalado que los modelos de predicción en general apuntan a un pronóstico neutral durante la primavera, pero son algo más ambiguos en el segundo semestre del año, para el que los expertos, tienen «menos confianza».

   Aunque, por el momento, se mantiene el pronóstico neutral de cara a El Niño, el informe alerta de que los cambios en la temperatura en el océano y la atmósfera aumentaron durante enero y advierte de un calentamiento de las aguas al este del océano Pacífico, que se expandirá hacia el centro de ese mar.

   El fenómeno climático de El Niño provoca el calentamiento del océano en el este de Asia, enviando aire tibio hacia Estados Unidos y Sudamérica, y a menudo causa inundaciones y fuertes lluvias. También puede provocar sequía en el sureste de Asia y Australia.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés