I Love Arctic

Lo mío con el Ártico es un amor ciego, ciego y a distancia, dos combinaciones casi imposibles cuando hablamos de amor…pero no tengo dudas. El Ártico es la última frontera, una de las pocas zonas vírgenes de nuestro planeta y debemos de protegerlo. La capa de hielo que lo recubre le ha otorgado una singularidad muy especial, protegiéndole de la destrucción del ser humano y confiriendo un hábitat único para la fauna y flora ártica, especies tan conocidas como el oso polar, los narvales, el buho nival o el zorro ártico.

Las consecuencias del cambio climático están presentes en nuestro día a día, pero en el Ártico estas consecuencias son dramáticas. La capa de hielo está desapareciendo y estudios científicos pronostican que la capa de hielo podría desaparecer durante el verano en los próximos 10 ó 20 años.

Mucha gente me dice que estoy loca. Que un amor a distancia es muy difícil y que no tiene sentido, el Ártico está demasiado lejos. ¡Nada más lejos de la realidad!

Este ecosistema tiene una gran influencia en nuestro día a día. Actúa como un «refrigerador» global, regulando las corrientes de aire y las corrientes marinas. Es esencial que preservemos su estado virgen. Además, conforme más hielo se funda, peor es la situación. Es como una pescadilla que se muerde la cola. El sol refleja en el hielo y de esta forma el ártico hace como de paraguas de rayos solares para el planeta. Si desaparece el hielo estos rayos son absorbidos por el planeta y el calentamiento global se incrementa. Es un gran sumidero de metano, gas de efecto invernadero.

- Advertisement -

¿Cómo protegerlo? Lleva tu corazón al Ártico. El Consejo Ártico (un foro de alto nivel para el debate político sobre las cuestiones comunes a los gobiernos de los Estados del Ártico y sus habitantes) se va a reunir en Kiruna, Suecia el 15 de mayo. Es allí donde queremos llevar todas las imágenes con los bocadillos de I love Arctic, el tuyo también. Queremos mostrarles que no pueden obviar lo que la ciudadanía les pide, queremos que sientan que el planeta ama ese espacio y lo quiere virgen.

Lejos de lo que podría aparentar es un amor cálido. Cálido porque está formado por personas, es un movimiento de gente, de individuos. Cada corazón es importante y por eso estamos recogiendo fotos de todas las personas que nos apoyan con el bocadillo del amor Ártico. Es una acción sencilla pero simbólica. Todas las imágenes serán recopiladas en un libro y entregadas en Kiruna.

Además de las imágenes, el día 20 de abril se va a realizar el día de acción global. Un día en el que en más de 30 países, en cientos de ciudades y con miles de amantes del ártico, se realizarán corazones gigantes. Pancartas humanas que representen el apoyo de la humanidad por el ártico.

¿Amas el Ártico? Hazte la foto con el bocadillo del corazón Ártico Una vez hecha, compártela en las redes sociales y sal en busca de tus amigos para que se hagan también la foto. ¡Puedes descargar el manual aquí!

Rakel Muñoz, coordinadora de movilización de Greenpeace

http://www.greenpeace.org/ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés