SEO/BirdLife advierte del grave riesgo del uso de cebos envenenados

La ONG conservacionista SEO/BirdLife ha advertido este martes del «grave riesgo» que conlleva el uso de veneno para el medio ambiente y la salud pública, y ha destacado que la aparición de un nuevo caso de envenenamiento en Cervatos, que ha afectado a un perro pastor, pone de manifiesto nuevamente la necesidad de adoptar medidas de investigación y prevención contra el uso ilegal de cebos envenenados en la región.

   SEO recuerda que la Fiscalía de Medio Ambiente de Cantabria ya señaló en su memoria del año 2012 «el preocupante incremento de denuncias por uso de cebos envenenados, lo que está provocando la muerte de numerosos ejemplares de distintas especies animales», y añadía que «no hay autor  conocido todavía en ninguno de los supuestos denunciados».

   Para la ONG conservacionista, esto es «una manifestación de la impunidad con la que se comete este delito» y está directamente relacionado con la necesidad de que desde las administraciones se impulse la investigación y prevención de la utilización ilegal de cebos envenenados.

   SEO/BirdLife señala en un comunicado de prensa que, a pesar de ser «ilegal y no efectivo», el veneno se sigue utilizando para eliminar determinadas especies, incluidos los animales domésticos, así como para el control de plagas agrícolas.

- Advertisement -

   David de la Bodega, coordinador del proyecto Life+ VENENO, explica que «la colocación de cebos envenenados es una práctica arraigada en nuestros campos y entornos rurales. Se trata de un método masivo, no selectivo y cruento para la fauna». Por ello, está prohibido por la  legislación nacional y autonómica y aparece tipificado como delito en el Código Penal.

SUSTANCIAS TÓXICAS

   SEO/BirdLife advierte de que muchos de los productos utilizados para la elaboración de cebos envenenados son sustancias tóxicas o muy tóxicas con una alta capacidad letal, que causan la muerte de numerosas especies de fauna silvestre todos los años. Además, los cebos utilizados se elaboran en muchas ocasiones con alimentos comunes que pueden estar al alcance de cualquier persona.

   Felipe González, delegado de SEO/BirdLife en Cantabria, señala que «es necesario llevar a cabo un control exhaustivo de los productos fitosanitarios utilizados en el ámbito agrícola y doméstico pues se trata de sustancias que ponen en peligro la salud de las personas y afectan a nuestra biodiverdad».

   El proyecto Life+ VENENO tiene como objetivo lograr una disminución  significativa del uso de veneno en España. El proyecto, con un presupuesto de 1,6 millones de euros, de los cuales la Comisión Europea cofinancia el 40% y la Fundación Biodiversidad el 26%, se desarrolla entre 2010 y 2014.

   SEO/BirdLife, el Fondo para la Conservación del Buitre Negro y la Junta de  Comunidades de Castilla-La Mancha son los beneficiarios del proyecto. Los cofinanciadores son el Cabildo de Fuerteventura, la Junta de Andalucía y el Gobierno de Cantabria. La Editorial América Ibérica colabora con el proyecto y otras 12 comunidades autónomas y un cabildo participan en diferentes acciones.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés