Andalucía. Ecologistas alegan al interés turístico de campo de golf Cabo de Gata y ven peligro para Reserva de la Biosfera

Los colectivos conservacionistas Ecologistas en Acción y Amigos del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar (Almería) han presentado alegaciones contra la declaración de interés turística que tramita la Junta andaluza para un campo de golf en las inmediaciones de este espacio protegido al considerar que se trata de una «aberración medioambiental» que «tendría unas repercusiones negativas para la zona de amortiguación natural».

   El escrito, según ha indicado a Europa Press su portavoz, Enrique Ruiz, advierte a la administración autonómica de que el Ayuntamiento de Níjar ha presentado el «mismo proyecto especulativo y altamente negativo» que ya fue informado de manera desfavorable e intenta con «esta argucia» que se catalogue como de interés turístico.

   Ambos colectivos remarcan que se tramitó inicialmente por el Ayuntamiento de Nijar a través de una innovación y modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU), con el objeto de revisar parcialmente el suelo y pasarlo de urbanizable a suelo turístico en el Paraje Cambronero.

   «La Junta de Andalucía informó de forma desfavorable porque era contrario a los criterios de ciudad compacta establecidos en la LOUA y no se siguieron los cauces establecidos para aprobar este tipo de proyectos», subraya.

- Advertisement -

   En concreto, el proyecto de campo de Golf Cabo de Gata pretende promocionar 2.500 viviendas, 1.000 plazas hoteleras y un campo de golf con 27 hoyos «en una zona de amortiguación natural» del parque natural de Cabo de Gata-Níjar, lo que, a su juicio, es «una aberración contra la conservación del medio ambiente, la ciudad compacta y mediterránea y el desarrollo sostenible».  

   «Entendemos que esta alteración legal del planeamiento urbano no atiende al interés general sino a satisfacer unas pretensiones especulativas, dado que no existe una justificación social ni ambiental para autorizar este macroproyecto turístico», indica el escrito.

   Así, traslada a la Junta que, según lo establecido en el Estudio de Impacto Medioambiental, la modificación «afectaría a varios hábitats prioritarios y exclusivos» mientras que, según la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad, que establece que toda transformación o alteración de los valores de la zona, «debe haber un informe favorable de la Comisión europea que autorice este tipo de actividad».

   «La modificación no hace mención a este informe y, por lo tanto, no existe una motivación para que se pueda producir esta transformación  de suelo para fines residenciales y turísticos.

   Tras resaltar que afecta al monte publico Marinas y Serratas, propiedad municipal, ambos colectivos cuestionan que la gestión de recursos hídricos y la califican de «preocupante». «Estamos hablando de un espacio situado en las inmediaciones del parque natural Cabo de Gata-Níjar, de carácter semiárido, de vocación subdesértica y esteparia», por lo que tratamiento de los recursos hídricos «debe ser escrupuloso».

DÉFICIT HÍDRICO

   Detallan que, en el municipio de Níjar, el consumo de agua de todo el término es de 2.207.721 metros cúbicos, previéndose con los desarrollos urbanísticos del municipio que tal consumo se tendrá que incrementar en «un 43,44 por ciento», hasta los 3.166.830 metros cúbicos.

   «El convenio con la empresa pública Acuamed compromete un caudal de dos millones y medio de metros cúbicos, por lo que en el término de Níjar el déficit de aporte de agua se va a situar en 666.830 metros cúbicos», a lo que hay que sumar, según remarcan, que «nos encontramos además en el término con una red de abastecimiento de una antigüedad superior a 30 años en el 40 por ciento de su extensión, que incide en que se puedan evaluar las pérdidas en la distribución en un 30 por ciento. Esto determina que a fecha de hoy el 21 por ciento del consumo de agua necesario en el término municipal esté sin garantizar».

«MASIFICACIÓN» ENTORNO A UNA RESERVA DE LA BIOSFERA

   Las alegaciones a este proyecto señalan que también «contraviene» las recomendaciones establecidas por expertos de la UAL y comité de Reserva de la Biosfera «donde se recomienda establecer una zona de amortiguación natural de 200 metros entorno al parque natural».  

   «Creemos que pretender masificar este entorno con pelotazos urbanos no es la mejor forma de establecer una barrera natural. Estas recomendaciones vienen establecidas en el informe realizado por un comité de expertos en el comité de la Reserva de la Biosfera, por lo que el Ayuntamiento de Níjar debería tomarse en serio estas recomendaciones si queremos mantener el parque natural en unas condiciones ambientales adecuadas».

   Por último, abogan por establecer una zona de amortiguación en el entorno natural del espacio protegido de Cabo de Gata-Níjar en el que se promocione una agricultura ecológica, una conservación del patrimonio histórico, una mejora de la eficiencia energética del parque de vivienda existente y un fomento de turismo rural verde en núcleos urbanos  consolidados como los Albaricoques, Rodalquilar y Ruescas.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés