Actualizar

viernes, febrero 3, 2023

La plaga del picudo rojo que afecta a la palmera canaria ‘podría haberse evitado’

El biólogo y académico numerario de la Academia Malagueña de Ciencias Ernesto Fernández, ponente del encuentro, se ha referido a esta situación como un problema que parte de «una cuestión económica».

Expertos en botánica han asegurado que la plaga de picudo rojo que afecta a la palmera canaria «podría haberse evitado» si se hubieran «tratado las plantas y evitado la implantación de palmeras importadas de Egipto y Túnez a fin de abaratar costes, que han traído el insecto».

Así lo han manifestado este martes en una rueda de prensa con motivo del encuentro que organiza la UNIA ‘El verde urbano. Ventajas e inconvenientes’ en el que participan profesionales del secto de diversas áreas.

El biólogo y académico numerario de la Academia Malagueña de Ciencias Ernesto Fernández, ponente del encuentro, se ha referido a esta situación como un problema que parte de «una cuestión económica». Según Fernández, «se trajeron muchas palmeras de Egipto y Túnez que eran bastantes más baratas y estas estaban contaminadas, es un insecto del cocotero y aquí no existen depredadores que lo destruyan».

El catedrático de botánica de la Universidad de Sevilla y director del encuentro, Benito Valdés, ha declarado esa implantación de palmeras egipcias y tunecinas como «un gran error», y ha señalado que «la normativa actual al respecto lo prohíbe», de manera que «muchas veces se saltan a la torera estas cuestiones y vienen las plantas contaminadas».

Por su parte, el también ponente del encuentro y catedrático de ecología de la Universidad de Sevilla y académico numerario de la Academia Iberoamericana de la Rábida, Enrique Figueroa, ha calificado de «sinvergonzonería» y «debilidad» este asunto, explicando que «se han comprado estas palmeras sin papeles, y los propios ayuntamientos han gastado dinero público en tratar las palmeras públicas sin imponer que los entes privados las traten».

En este sentido, Fernández ha apuntado que «si se tratan las palmeras infectadas podría evitarse, pero realmente de nada sirve si sólo se tratan las públicas, y las privadas no se tratan pues son un foco de infección». Además, Figueroa ha añadido que «mientras no exista una normativa que regule la obligatoriedad de tratar las plantas privadas o eliminarlas, ocurrirán estas cosas».

El picudo rojo es un insecto que afecta a la palmera canaria y que de momento «no supone un riesgo para la cocotera que está aguantando bastante bien», según Valdés.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés