Operación brasileña contra la extracción ilegal de oro en tierras indígenas

Más de 150 agentes están investigando los estados de Rondônia, São Paulo, Amazonas, Pará y especialmente en Roraima, principal asentamiento de la tribu.

Una operación de la Policía Federal de Brasil (PF) cumplió este jueves 313 órdenes judiciales por la extracción ilegal de oro y otros materiales en zonas de reserva indígena Yanomami.

Más de 150 agentes están investigando los estados de Rondônia, São Paulo, Amazonas, Pará y especialmente en Roraima, principal asentamiento de la tribu.

Además de los policías, participaron en la acción ‘Warari Koxi’, nombre que referencia una expresión yanomami para criticar la destrucción de ambiente saludable, agentes del Instituto Brasileño de Medio Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (Ibama).

- Advertisement -

Las órdenes fueron expedidas contra sospechosos por integrar un esquema de extracción ilegal de oro, piedras preciosas y otros minerales en tierras indígenas.

Según relata la PF, el grupo estaría compuesto por empresarios, funcionarios públicos, joyeros y pilotos de aviones. Juntos, el grupo abría puntos de extracción, principalmente en el norte de Roraima.

Las tierras indígenas, ubicadas en lugares tradicionalmente ocupadas por los indios, pertenecen a la Unión, único responsable por autorizar la extracción de riquezas minerales en tales localizaciones. Sin embargo, en las reservas, los indígenas sólo pueden utilizar los recursos hídricos.

De acuerdo con los investigadores, todos los meses el grupo retiraba cerca de 160 kilogramos de oro de las áreas de minas ilegales, cuya pérdida económica alcanza los 5,6 millones de dólares (17 millones de reales), además de los daños ambientales causados a las reservas indígenas.

La PF también investiga si parte del oro extraído era usado para el blanqueo de dinero proveniente de otras acciones ilegales.

En caso de que se compruebe la participación de los investigados en el esquema, responderán por los crímenes de asociación criminal, extracción de recursos naturales de forma ilegal, uso indiscriminado de mercurio, usurpación del patrimonio de la Unión, apropiación de bienes provenientes del crimen, corrupción pasiva, violación del secreto funcional, contrabando, blanqueo de capitales, y de acciones financieras sin la debida autorización del Banco Central.

ÁREA AFECTADA

Los investigadores anunciaron su sorpresa ante «la voracidad con que el ecosistema se ha ido degradando por la actividad de extracción, que contamina los ríos con mercurio y otros metales pesados, destruyendo la fauna, la flora y la cultura yanomami», según publica el diario ‘Agência Brasil’.

Desde el pasado viernes, los indios yanomamis prohíben la entrada de un grupo de servidores de la Secretaría Especial de Salud Indígena (Sesai) que visitaban el área para ofrecer atención médica básica.

De acuerdo con el coordinador de Políticas Públicas de la Asociación Hutukara Yanomami Dário Vitório Kopenawa, se asocia el número de enfermedades como la malaria, la diarrea e incluso el cáncer entre los indios, con la presencia ilegal de mineros y la destrucción de ríos y flora local.

«Hay muchos problemas en todas las áreas indígenas. En la reserva Yanomami, uno de los problemas es la presencia de mineros. Donde se permite la entrada a invasores y mineros que contaminan nuestros ríos con mercurio, hay malaria, diarrea y otras enfermedades», apuntó Vitório.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés