El Plan Hidrológico del Guadalquivir prevé sustituir aguas subterráneas por superficiales para salvaguardar Doñana

Así lo ha indicado a los periodistas el presidente de la CHG, Manuel Romero, con motivo de su participación en unas jornadas para la revisión del plan, que el organismo de cuenca pretende resolver para que el planeamiento pueda quedar aprobado en este mismo año 2015, para lo cual antes tendría que pasar por los Consejos del Agua de la demarcación y estatal.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) prevé en la revisión del Plan de Hidrológico de la demarcación para 2016-2021 –hasta el 30 de junio se reciben alegaciones– la paulatina corrección del «importante» desequilibrio que sufre el sistema de recursos ‘Guadiamar’ entre la demanda y los recursos disponibles.

En este sentido, el plan, en su documento borrador, incluye soluciones orientadas hacia una política de estricto control de caudales y superficies y una sustitución progresiva de las aguas subterráneas por recursos superficiales en la comarca de El Condado de Huelva, con el objetivo de recuperar todas las masas de agua subterráneas, actualmente en mal estado, y salvaguardar la zona de Doñana, quitando presión al acuífero y manteniendo la agricultura.

Así lo ha indicado a los periodistas el presidente de la CHG, Manuel Romero, con motivo de su participación en unas jornadas para la revisión del plan, que el organismo de cuenca pretende resolver para que el planeamiento pueda quedar aprobado en este mismo año 2015, para lo cual antes tendría que pasar por los Consejos del Agua de la demarcación y estatal.

Ha recordado Romero que el plan se revisó a la semana de aprobarse, dado el «considerable» retraso que se arrastraba por el hecho de que el Gobierno anterior no hubiera aprobado el mismo antes de 2009. Por ello, se realizó un «esfuerzo» para solapar la revisión con la vigencia, con el objetivo de «coger ritmo de la planificación en Europa, que se nos tenga en cuenta en los foros de participación y evitar sanciones».

Así, entre las diferentes alternativas que contempla la revisión del plan, destaca la reserva de 4,99 hectómetros cúbicos correspondientes a los recursos superficiales de las demarcaciones del Guadiana y del Tinto-Odiel-Piedras. Estas obras para transferir el recurso, que se encuentran actualmente en ejecución, permitirán garantizar los abastecimientos en la zona de El Condado, así como sustituir las extracciones subterráneas en 860 hectáreas.

También con este fin, la CHG contempla un incremento de la capacidad actual de la presa del Agrio, de unos 20 hectómetros cúbicos, que «apenas es suficiente» para atender las demandas propias del Guadiamar en su tramo medio. Este incremento previsto también permitirá asegurar la viabilidad de nuevas industrias.

El documento también contempla la mejora de los riegos de la zona arrocera, lo que flexibilizaría el régimen de desembalse y el ahorro de unos 100 hectómetros cúbicos. Ello podría contribuir a aliviar la situación de los acuíferos, sustituyendo la demanda subterránea por la superficial.

La CHG también abunda en la inversión en la provincia de Sevilla de 248 millones de euros para beneficio de sus usuarios. Entre otras actuaciones, se cuenta la reciente puesta en servicio del pantano de Melonares, que con una inversión de 43,7 millones de euros permite el abastecimiento de 1,3 millones de personas de 41 municipios sevillanos; y la mejora del saneamiento del Aljarafe sevillano, que tendrá una importante influencia en el buen estado del entorno del Parque Nacional de Doñana, para lo que se están invirtiendo más de 23 millones de euros.

Esta cuarta jornada de participación pública, tras los encuentros de Jaén, Córdoba y Granada, ha contado también con una ponencia sobre la relación de los planes de desarrollo rurales y la planificación hidrológica, y una mesa redonda, en la que los representantes de los sectores implicados en la gestión del recurso han debatido acerca del documento.

EL PLAN HIDROLÓGICO EN SEVILLA

Durante el encuentro con los sectores usuarios del agua en Sevilla, el jefe de la Oficina de Planificación Hidrológica (OPH), Víctor Cifuentes, ha repasado los principales puntos del futuro marco normativo para gestión del agua en la demarcación y, de forma más detallada, los relativos a la zona de Sevilla.

En este sentido, con respecto a las masas de agua subterráneas, el jefe de la OPH ha hecho referencia a la mejora en su definición y caracterización gracias a un convenio de colaboración para este segundo ciclo de planificación. Esta actualización ha permitido identificar 20 masas de agua subterráneas en Sevilla, nueve más de las determinadas en el primer ciclo de planificación.

Por otra parte, Cifuentes también ha querido abordar la mejora de la eficiencia del regadío en la zona de Sevilla, en concreto del arroz. Gracias a este proyecto, que mejorará el abastecimiento a este sector, se alcanzará un ahorro de agua en la cuenca del Guadalquivir de unos 100 hectómetros cúbicos, una cuarta parte de lo que el sector consume en la actualidad.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Premio a la mejor receta sostenible

Las mentiras verdes del textil

Qatar 2022: fútbol a todo gas