El sector forestal quiere prebendas fiscales

En un comunicado conjunto señalan que el trámite en la Cámara Alta es la «última oportunidad» para incorporar a la Ley las reclamaciones del sector para que la nueva ley impulse de verdad una legislación «capaz de despertar los montes y aprovechar su enorme potencial».

Las empresas del sector forestal, selvicultores, industria papelera y de celulosa, industria de la madera, ingenieros forestales, asociaciones de bioenergía y el Colegio de Ingenieros de Montes han reclamado que el proyecto de Ley de Montes, que se tramita en el Senado, incluya una fiscalidad forestal específica.

En un comunicado conjunto señalan que el trámite en la Cámara Alta es la «última oportunidad» para incorporar a la Ley las reclamaciones del sector para que la nueva ley impulse de verdad una legislación «capaz de despertar los montes y aprovechar su enorme potencial».

Así, señalan que entre los principios que inspiran la Ley figura la gestión sostenible de los montes, el fomento de las producciones forestales y sus sectores económicos asociados, la creación de empleo y el desarrollo del medio rural.

En concreto, reclaman incentivos fiscales a la inversión en gestión forestal sostenible, considerada de interés general, según reconoce la propia Ley, por los múltiples beneficios que proporciona a la sociedad.

El sector considera que esta propuesta constituiría la más eficaz herramienta contra el abandono de los montes y su progresivo deterioro, pues la gestión activa y sostenible mediante profesionales forestales, hace posible que disminuya el riesgo de incendios forestales, plagas y enfermedades, que se garantice la conservación y mejora de los montes, y que contribuya a generar riqueza y empleo en el medio rural.

De este modo, añaden que paliar la falta de rentabilidad, las producciones a largo plazo por los turnos de corta, mercados débiles, escasez de fondos públicos, catástrofes naturales, se podría conseguir con incentivos fiscales que hicieran atractiva la inversión en el monte y devolvieran la actividad a los mismos.

Otra de sus reclamaciones es el impulso «decidido» a fomentar la producción y el consumo de madera y sus productos, incluido el uso energético de la biomasa forestal, que disminuiría la carga combustible de los montes y haría de motor económico en el entorno rural con productos locales y cadenas cortas de comercialización.

«Pedimos a los políticos y legisladores que nos escuchen y den respuesta a nuestras demandas, para que se puedan movilizar los recursos naturales infrautilizados de nuestros montes, para que haya economía rural y para satisfacer las necesidades de todo un sector.

Es el momento. Así lo esperamos», concluye el manifiesto.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Qué es la resiliencia

Premio a la mejor receta sostenible

Las mentiras verdes del textil