Quién es quién medioambientalmente hablando entre la Comunidades Autónomas (vea video)

Para cada uno de los 24 indicadores, que van desde la superficie de agricultura ecológica, la potencia instalada de renovables, las emisiones de CO2 o el porcentaje de residuos reciclados, cada comunidad obtiene una puntuación de la que se deriva la posición que ocupan en el ranking

La calidad ambiental de nuestras comunidades autónomas no está para “lanzar cohetes”. Según el índice de Calidad Ambiental de Greenpeace todas las comunidades se sitúan en un nivel de calidad ambiental medio y bajo. La buena noticia es que en todas ellas, sin duda, existe un gran margen de mejora medioambiental y los políticos tienen una oportunidad única para ponerse a trabajar en ello.

Este índice de calidad ambiental, que se elabora a partir de 24 indicadores, más allá del juego y el interés que suscitan las posiciones en los rankings, nos ofrece un diagnóstico de cada comunidad en diferentes ámbitos que influyen en su calidad medioambiental como:  Agricultura, Energía y Cambio Climático, Pesca, Costas, Residuos, Contaminación y Gestión forestal.

Para cada uno de los 24 indicadores, que van desde la superficie de agricultura ecológica, la potencia instalada de renovables, las emisiones de CO2 o el porcentaje de residuos reciclados, cada comunidad obtiene una puntuación de la que se deriva la posición que ocupan en el ranking. La metodología para el cálculo del índice se puede consultar en el Anexo metodológico del informe Radiografía Social del Medioambiente en España.

- Advertisement -

Pero según este ranking ¿cuántas comunidades aprueban y cuántas suspenden en medioambiente? Con este índice nadie aprueba ni suspende ya que son posiciones relativas entre las comunidades y como hemos visto ninguna de ellas está para ponerse medallas. Ninguna comunidad obtiene la máxima puntuación en todos y cada uno de los 24 indicadores considerados.

También hay noticias positivas, que hemos visibilizado, y son las numerosas iniciativas y ejemplos positivos que existen en un escenario de desmantelamiento generalizado del medio ambiente. Así, en los últimos años se han multiplicado las movilizaciones ciudadanas, muchas veces exitosas, en defensa del medio ambiente: las protestas por todo el país contra el fracking o las prospecciones de petróleo en el mar son solo algunos ejemplos.

En este diagnóstico también se han identificado cerca de 350 movimientos, plataformas, asociaciones o demás colectivos y se  ha hecho una comparación entre el grado de movilización y la diferente problemática ambiental de cada comunidad. Así destacamos el grado de movilización ciudadana a favor de la  soberanía alimentaria  y en contra de los transgénicos en Aragón y Extremadura, o la movilización en contra de las energías sucias y a favor de las renovables en La Rioja, Navarra.

Esperemos que todos aquellos políticos a los que votamos cada cuatro años tomen ejemplo de las numerosas iniciativas positivas de movilización  y hagan políticas que no den espalda al medioambiente. Porque si queremos una sociedad saludable, justa sin desigualdades y con un futuro sostenible el medio ambiente importa y mucho.

vea video pulsando aquí

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés