Actualizar

martes, febrero 7, 2023

Absuelto un agricultor de Jaén al que reclamaban más de 2 millones por un incendio

La indemnización se justificaba por los trabajos de reforestación que tuvieron que llevar a cabo en las 813 hectáreas calcinadas por las llamas en el verano de 2009 y en terrenos pertenecientes al término municipal de Jódar, en las inmediaciones del Parque Natural de Sierra Mágina.

El juzgado de lo Penal número 3 de Jaén ha absuelto a Emilio M. P., agricultor de 85 años acusado de una delito de incendio forestal por imprudencia grave por el que el Ministerio Fiscal le reclamaba, además de siete meses de prisión y multa de 3.150 euros, el pago de una indemnización de más de dos millones de euros al Ayuntamiento de Jódar (Jaén) y la Consejería de Medio Ambiente.

La indemnización se justificaba por los trabajos de reforestación que tuvieron que llevar a cabo en las 813 hectáreas calcinadas por las llamas en el verano de 2009 y en terrenos pertenecientes al término municipal de Jódar, en las inmediaciones del Parque Natural de Sierra Mágina.

La sentencia absolutoria, a la que ha tenido acceso Europa Press, establece que «la prueba practicada en el plenario no permite atribuir al acusado una falta de adopción de las normas más elementales de cuidado al objeto de integrar el tipo penal de imprudencia grave que se le imputa». A esto se une, según la jueza, el hecho de que el informe de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales «no es concluyente«.

Como hechos probados, la sentencia recoge que el origen del incendio estuvo en la línea de baja tensión que tenía contratada el acusado para el bombear el riego en su parcela de olivar ya que tenía instalada «una caja general de protección con fusibles calibrados a 200A y que no eran de calibre adecuado para proteger la instalación, lo que provocó un cortocircuito con la consiguiente caída de gotas incandescentes de aluminio fundido, produciéndose la propagación del fuego».

Además, como hechos probados, la jueza recoge también que el agricultor había llevado a cabo «las correspondientes tareas de limpieza en la zona de olivar» de su finca, por lo que el fuego se propagó por la vegetación de ribera del río Jandulilla.

El incendio se originó el 11 de julio de 2009 y el fuego acabó arrasando 813 hectáreas, entre las que se encontraban montes públicos de pinos con más de 50 años de antigüedad, además de numerosos olivares pertenecientes a otras fincas.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés