La anulación de la autorización ambiental de la cementera de Montcada i Reixac avalada por el TS

La resolución, a la que ha accedido Europa Press, desestima los recursos de casación interpuestos por la empresa y de la Generalitat frente a la sentencia del TSJC que dio parcialmente la razón a la comunidad de vecinos del barrio de Can Sant Joan de Montcada contra esta licencia.

El Tribunal Supremo (TS) ha avalado la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) de 2013 que anuló la Autorización Administrativa Integrada (AAI) de la fábrica de cemento de Lafarge en Montcada i Reixac (Barcelona) de 2008 por un defecto de procedimiento debido a que no le dio publicidad previa.

La resolución, a la que ha accedido Europa Press, desestima los recursos de casación interpuestos por la empresa y de la Generalitat frente a la sentencia del TSJC que dio parcialmente la razón a la comunidad de vecinos del barrio de Can Sant Joan de Montcada contra esta licencia.

La sentencia señala que la declaración de impacto ambiental se publicó en octubre de 2013, cinco años después de que se otorgara la autorización y se adoptara la declaración en abril de 2008, por lo que «frustra del todo la finalidad que pretende alcanzarse por medio de ella: la debida toma en consideración y ponderación de los valores ambientales confluyentes en el caso», según el TS.

El trámite de evaluación ambiental «ha de realizarse también con carácter previo al otorgamiento de la correspondiente autorización ambiental», sostiene el tribunal.

La Conselleria de Territorio y Sostenibilidad ha dicho que «acata y respeta» la sentencia y ha precisado que ha iniciado los trámites para adecuar la tramitación al veredicto con total transparencia y participación, por lo que volverá a realizar el proceso de información pública, ha informado el departamento en un comunicado.

Fuentes de la Conselleria han precisado a Europa Press que la sentencia del TS, aunque anula la autorización, no afecta a ninguna actividad de la planta.

La sentencia alerta de que no se ha dado «la oportuna difusión y participación pública» de la declaración de impacto ambiental aprobada por la Ponencia Ambiental, paso previo a otorgar la autorización ambiental integrada por parte de la entonces Conselleria de Medio Ambiente y Vivienda.

Según defiende Territorio, esta resolución «no pone en duda el comportamiento ambiental de la cementera» que, según remarca, aplica las mejores técnicas disponibles para cumplir con las garantías ambientales que regula la normativa catalana y europea.

Ha recordado que en mayo se emitió un «informe favorable» de la inspección ambiental integrada de 2014 de la fábrica, prevista dentro del plan de inspección ambiental integrado de Catalunya, de acuerdo con la Directiva de Emisiones Industriales, que constata el total cumplimiento de la normativa.

En un comunicado, Lafarge ha remarcado que esta resolución, como la del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), no entra «ni en el contenido ni en la AAI ni en el comportamiento ambiental de la instalación», y agrega que solo establece un error de forma en el procedimiento administrativo.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés