El desproposito del AVE entre Lena y Oviedo

Las infraestructuras hay que acometerlas si son necesarias y si tienen una utilidad real y siempre y cuando haya una relación entre el servicio y el perjuicio humano, social y ambiental.

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies ha presentado ante el Ministerio de Medio Ambiente alegaciones al tramite ambiental del proyecto de Red de Alta Velocidad ferroviaria en el tramo Pola de Lena a Oviedo.

Creemos que es un error la prioridad otorgada al Tren de Alta Velocidad que se hace, con un coste colosal en lo económico y ambiental, en detrimento del tráfico de cercanías y de la prioridad en el mantenimiento y el desarrollo de las redes ferroviarias existentes, que ni se mantienen ni se optimizan para desarrollar un transporte de que preste un servicio capilar en el territorio y un servicio público de transporte colectivo accesible a todos.

Las infraestructuras hay que acometerlas si son necesarias y si tienen una utilidad real y siempre y cuando haya una relación entre el servicio y el perjuicio humano, social y ambiental. Es evidente que la distancia entre Pola Lena con parada en Oviedo no parece que este tramo con las limitaciones geográficas evidentes en la zona central asturiana que esta saturada de infraestructura, nos aporte nada nuevo un tramo de alta velocidad, cuando es posible soluciones de menor impacto y coste que pasan por el mejoramiento significativo de la infraestructura ya existente.

En la actualidad nos encontramos con la paradoja de que mientras los técnicos ferroviarios y expertos en transporte se inclinan por el acondicionamiento de las líneas existentes para acomodarlas a la velocidad media. Aquí se nos quiere imponer una vía de alta velocidad para que los trenes no paren ni en Mieres, ni en Lena, dejando sin servicio pero si con las molestias a las Cuencas. Hay que recordar que el tren de alta velocidad no vértebra el territorio porque sólo permite paradas a distancias no inferiores a 40 Km. para poder permitir alcanzar las altas velocidades.

– Supondría un desproporcionado impacto en Asturias por mas que gran parte del trazado sea subterráneo, supondría ocupar permanentemente una franja mínima de 30 metros, en una zona como la marina asturiana, un espacio de corta extensión y muy limitado por las actuales poblaciones y las infraestructuras existentes (Autovia, N-634, Feve). Para alcanzar altas velocidades, las características geométricas de los trazados de las líneas férreas tienen que ser muy rígidas, con radios mínimos de 7.000 metros y pendientes máximas de 30 milésimas, es decir, del 3 por ciento, por lo que este tren requerirá una plataforma muy ancha, estable y aislada del entorno por medio de un vallado, así mismo preciso un tendido eléctrico de alto voltaje lo que supone líneas eléctricas y subestaciones repartidas por la línea. Sin olvidar el fuerte impacto acústico que genera; hasta 90 dbA a 350 kilómetros por hora, con oscilaciones de 40 dbA.

– El AVE esta alejando a la gente con menos recursos del ferrocarril, decantándose por el autobús. Las inversiones millonarias en trenes de alta velocidad están condenando al ferrocarril convencional al deterioro y a la extinción. Al final será la gente con alto nivel adquisitivo la que viajará placidamente por unas líneas ferroviarias mantenidas con fondos públicos. Viajar en ferrocarril será un lujo para la mayoría de la gente y se le deja como única opción la carretera. El ferrocarril como patrimonio de privilegiados, para ejemplo al respecto comprobamos que mientras nos hablan de un AVE para Avilés y Gijón, el actual servicio de FEVE en parte de Asturias se realiza en tramos que en buena parte no están ni electrificados, con los inconvenientes que supone para el servicio.

– En Asturias esta infraestructura que va costar mas de 1.000 millones de euros no es una necesidad y en cambio si tenemos otras necesidades para gastar estos millones de euros de fondos públicos. Lo que hay que trabajar es en mejorar el servicio actual de RENFE y FEVE que ya tenemos para facilitar nuestra movilidad regional e interregional. Lo que conllevaría costes de explotación razonables, una mayor adaptabilidad al entorno socio ambiental y una mayor capacidad para lograr una verdadera integración territorial.

– El limitado número de usuarios en Asturias dispuesto a ir todos los días a Madrid, haría inviable su mantenimiento, lo que gravaría con su coste otros ferrocarriles más usados como son las cercanías.

Entendemos que son unas obras importantes con un coste ambiental y económico desproporcionado para conseguir poco servicio y nula conectividad, por eso hemos solicitado al Ministerio la opción de mejorar la actual red, con trenes lanzadera que conecten las estaciones de Oviedo con la línea del Ave en Lena.

Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés