r-evolución aktúa

revolucin-3

De la combinación de estas dos palabras y sus significados nace la respuesta de aktúa a los desafíos que plantea el 2010, en especial tras los resultados obtenidos en la cumbre del clima y la realidad que esta ha dejado ver nítidamente, la responsabilidad de los que mandan, sus prioridades y capacidad de impulsar cambios.

El principal reto de aktúa para este año, debe ser el de emprender acciones concretas y visibles que generen impactos positivos y que a su vez cambien la forma de pensar y actuar de los ciudadanos, los verdaderos protagonistas del cambio que necesita el mundo y los que han de tomar la iniciativa de la r-evolución que el planeta necesita. Este año debemos reducir la distancia entre las fotos y las acciones reales de todos y cada uno de los que se acerquen a aktúa, ya no basta con observarlas con mayor o menor grado de aceptación y como mucho mostrar la solidaridad con ellas con un me gusta o un comentario de apoyo.

Ha llegado el momento de pasar a la acción, de cambiar las intenciones por hechos, de ser protagonista en lugar de observador, es la hora de aktuar.
No hay acción pequeña o insignificante, una a una y la suma de todas contribuirá a cambiar el mundo, y ya es hora de que la excepción se transforme en norma y que los cuatro que recogen residuos en una playa no sean lo excepcional frente a los cientos que observan entre asombro, ironía y desidia.

Principios para una r-evolución aktúa:
1. Ejercer de verdadero ciudadano, asumiendo obligaciones y haciendo efectivos los derechos.
2. Abrir todos los sentidos a las señales que llegan de nuestro entorno, del mundo en que vivimos. No más burbujas, no más aislamiento.
3. Imaginar un mundo mejor, visualizarlo y convertirlo en una meta personal.
4. Pensar, reflexionar, examinar las cosas con cuidado y crear un criterio propio.
5. Buscar la manera de ver y juzgar las cosas en su aspecto más favorable.
6. Si no eres tú, ¿Quién? Si no es ahora, ¿Cuándo?

Marcelo vio la necesidad de recoger los residuos que el mar arrastraba de la playa y lo hizo, no tuvo dudas. Belén creyó que regalando pequeñas fiambreras para el almuerzo a los niños de la escuela de verano, reducirían los residuos que generaban y  además contribuiría a su educación, y lo hizo. El ayuntamiento madrileño de Rivas quiso implicar a sus ciudadanos en acciones tangibles para la mejora del medio ambiente, facilitándoles que pudiesen instalar placas solares en sus hogares sin ningún coste económico para ellos, y lo hizo. Alejandra entendía que su responsabilidad como educadora de niños de 5 y 6 años, debía incluir acciones de sensibilización ambiental y llevar a sus clases el cambio climático, el reciclaje o las energías renovables, y lo hizo. Lourdes no entendía porque los residuos que se generaban en su lugar de trabajo se recogían en un mismo contenedor, ya que el reciclaje está totalmente implantado en nuestra sociedad, así que quiso llevar bolsas para la recogida selectiva del papel y contribuir a su reciclaje, y lo hizo. Y muchos pensaron en no usar más bolsas de plástico, utilizar el transporte público y caminar, reducir su consumo de agua envasada o utilizar la energía con sentido común, y lo hicieron.

revolucin-2 revolucin-4
¿Cuándo lo vas a hacer tú?

Gilet, Valencia, España.
Serafín Huertas

aktúa España
ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés

Día Marítimo Mundial 2022

Día Mundial de los Ríos 2022

La UE cierra zonas de pesca