Un concurso fotográfico concienciará sobre la huella ecológica de las TIC

La Fundación Patrimonio Natural, entidad dependiente de la Junta de Castilla y León, ha convocado en el marco del proyecto europeo LIFE Green TIC el I Concurso fotográfico Mi Huella TIC, con el objetivo de incrementar la conciencia social sobre la huella ecológica de las TIC, dar a conocer las posibilidades que estas tecnologías ofrecen para luchar contra el cambio climático y promover la protección del medio ambiente.

A partir de hoy y hasta el 31 de mayo todos aquellos que deseen participar en este concurso, podrán hacerlo a través de las redes sociales. Las imágenes podrán ser tomadas desde cualquier dispositivo (móviles, tablets, cámara de fotos, etc.) y todas ellas tienen que recoger la visión que cada participante tiene sobre la huella ecológica de las TIC.

Todas las imágenes tendrán que utilizar el hashtag #MiHuellaTIC, tanto en Twitter como en Instagram. Para aquellos que deseen hacerlo a través de Facebook, se ha habilitado una aplicación en la FanPage Mi Huella TIC que irá guiando en cómo participar.

En cuanto a los premios, los ganadores podrán optar entre un Vuelo en Globo por los Espacios Naturales de Castilla y León o un curso online avanzado de fotografía. Los segundos clasificados elegirán entre entradas para Músicos en la Naturaleza o unos circuitos termales. El tercer clasificado podrá disfrutar de los Bosques de Aventuras de Castilla y León o de una colección de libros de naturaleza.

Reducción de la huella TIC

La basura tecnológica comienza a ser un grave problema, según la información de la Fundación Patrimonio Natural recogida por DiCYT. En la Unión Europea se descartan al año más de 100 millones de teléfonos móviles, en nuestras casas amontonamos móviles y cargadores de batería sin uso, pero se desconoce algo sorprendente: albergan materias primas valiosas como el oro, la plata o el cobre, y al mismo tiempo contienen sustancias altamente tóxicas (plomo, cadmio, compuestos bromados, etc.) que requieren normas para un reciclaje seguro.

El consumo de energía del uso de las TIC está avanzando de forma exponencial a nivel mundial, sus emisiones de CO2 se aproximan a las del sector de la aviación. Prácticas como olvidar los cargadores de batería enchufados a la red eléctrica, no cerrar las aplicaciones, mantener los salvapantallas activos o dejar activado permanentemente el wifi o el bluetooth contribuyen a disminuir la vida útil de la batería de nuestros equipos y a consumir energía innecesariamente.

Las TIC, en el otro lado de la balanza, contribuyen a reducir la huella ecológica en muchos sectores de la actividad humana, como en el transporte, por ejemplo, a través de la gestión inteligente de las flotas de autobuses o del uso de los vehículos compartidos, o en los edificios a través de la domótica y la gestión inteligente de la energía. Las TIC también reducen la huella de carbono que genera nuestro sistema social o laboral porque permiten cambios en nuestras pautas de comportamiento y trabajo: el teletrabajo, las videoconferencias, el comercio electrónico, etc.

DiCYT

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés

Día Mundial de los Ríos 2022

La UE cierra zonas de pesca

Proyectos ALADDIN y TAB4BUILDING