Actualizar

sábado, febrero 4, 2023

22 de septiembre, Día Mundial Sin Coches

Se trata de una jornada simbólica con la que persuadir a los ciudadanos a que elijan otras formas de transporte más sostenibles como circular en bicicleta, optar por el transporte público y desplazarse a pie cuando así sea factible.

Enmarcado en la Semana Europea de la Movilidad, el próximo lunes, 22 de septiembre, se celebra el Día Mundial sin Coches, una cita con la que se pretende sensibilizar a la población sobre la necesidad de reducir los gases de efecto invernadero producidos en gran medida por el uso abusivo de vehículos particulares.

Se trata de una jornada simbólica con la que persuadir a los ciudadanos a que elijan otras formas de transporte más sostenibles como circular en bicicleta, optar por el transporte público y desplazarse a pie cuando así sea factible.

UNA CELEBRACIÓN QUE SE REMONTA A 1974

La celebración de los días sin coche goza de cierta tradición, pues en 1974, coincidiendo con la primera crisis energética, diversos gobiernos, tanto a nivel nacional como regional y local, desarrollaron esta idea movidos por la preocupación derivada del suministro de petróleo. En general, se trató de una mera prohibición del tráfico motorizado dominical.

A mediados de los años 80, se volvió a proponer un evento de estas características, pero esta vez en respuesta a las organizaciones ecologistas y de defensa del uso de la bicicleta.
A finales de los 90 surge otra oleada de iniciativas, pero dirigidas especialmente a las jornadas cruciales para el tráfico: los días laborables, siendo sus promotores las instituciones europeas y los gobiernos de varios países.

Así, tras el éxito de la convocatoria de 1999 en Francia e Italia, es la Comisión Europea la que apoya en el 2000 el día europeo “¡La ciudad, sin mi coche!, que en España promueven el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), así como el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE). Ambas entidades asumen la coordinación de las actuaciones en diferentes ayuntamientos, quedando éstos obligados a limitar el tráfico en una zona determinada y a proporcionar incentivos para el uso de medios de transporte alternativos.

INCITAR A LA REFLEXIÓN

El principal objetivo de esta iniciativa no es otro que incitar a la reflexión individual y colectiva sobre el uso del automóvil en las urbes, proponiendo un cambio cultural.

Marchas en bicicleta, festivales y charlas dan forma a una jornada que hoy, más que nunca, tiene toda la razón de ser debido a los elevados precios de los combustibles, la polución y el calentamiento global.

En el caso de nuestro país, cabe señalar que el 20 por ciento de la energía primaria la consume el transporte privado y, de media, cada litro de gasolina de automoción supone la emisión de 2,3 kilos de CO2.

A pesar de que se trata de una sola jornada, los promotores del Día Mundial sin Coches esperan que esta celebración tenga efectos duraderos y actúe sobre la conciencia de la ciudadanía.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés