‘Recetas Ecológicas’: Pitas Vegetales con Miniburguers de Soja Texturizada y Calabaza

La receta de hoy no os va a dejar indiferentes, aparte de ser una receta vegana y por supuesto ecológica, es una de las más originales y sabrosas que hemos publicado. ¡Disfrutarla!

pitas vegetales!. Adoro comer pitas. Adoro preparar todos los ingredientes, ponerlos en la mesa y que cada comensal se haga su pita vegetal como quiera. Para mi es una de las formas más dinámicas y sanas que hay de comer en grupo.

La base de la receta de hoy son las miniburguers vegetales que serán el ingrediente estrella de la pita. Están hechas con soja texturizada, avena, calabaza y especias: realmente deliciosas y fáciles de hacer.

Podéis prepararlas para pitas, para comerlas solas en plato acompañadas de verduritas a la plancha o ensalada, o haceros unas miniburguers al puro estilo yankee. ¿Os apetece ver como se hacen? ¡Vamos con la receta!

- Advertisement -

Ingredientes (6-7 raciones):

Para las miniburguers necesitaréis:

  • 190 g de calabaza
  • 75 g de copos de avena integral de cultivo ecológico de El Granero Integral
  • 90 g de soja texturizada instant de cultivo ecológico de El Granero Integral
  • 1 cucharada sopera de cebolla en polvo
  • 1/2 cucharadita de postre de cúrcuma
  • 1/2 cucharadita de postre de pimienta
  • 1/2 cucharadita de postre de canela
  • Sal al gusto

Para la salsa necesitaréis:

  • 1 yogur natural de soja no azucarado
  • 1 cucharada de tofunesa o de Mayonegran de El Granero Integral que ya viene preparada en bote.
  • 1 cucharadita de postre de curry
  • 1 cucharadita de postre de mostaza en grano
  • 1 cuchadadita de sirope de agave de cultivo ecológico de El Granero Integral
  • Sal al gusto

Para el montaje necesitaréis: pan de pita, pepino, tomate, aguacate, champiñones crudos, restos de verdura salteada, brotes verdes, zanahoria rallada, remolacha cocida, alcaparras… ¡todo lo que nos apetezca!

 

Preparación:

a) Las miniburguers:

Cortar la calabaza a daditos muy pequeñitos, que saltearemos en la sartén con un poquito de aceite de oliva y sal hasta que estén bien doraditos. Apagar el fuego y reservar.

Hidratar la soja texturizada: echaremos la cantidad de soja texturizada en un bol y añadiremos un vaso (200 ml) de agua bien caliente. Dejamos 10 minutos y listo. Dejar enfriar. Cuando esté fría, la escurriremos bien apretándola con el puño y haciendo que salga el máximo de agua sobrante.

Hidratar los copos de avena: añadir la avena en un bol grande (el que será el definitivo para hacer la mezcla de todos los ingredientes) y añadir agua hasta el enrase. El agua no debe sobrepasar la avena (que no flote) ni quedarse muy corta. Se remueve bien y se lleva un minuto al microondas. Listo.

Una vez preparados todos los ingredientes y enfriados, los añadimos todos (incluidas las especias y sal) en el bol de la avena y con la ayuda de una lengua de gato, mezclaremos bien hasta conseguir una masa de textura homogénea.

Prepararemos un platito con un poco de harina de amaranto para sellar las miniburguers una vez las hagamos. Para hacerlas, nos humedeceremos las manos, tomaremos una cantidad de masa del tamaño de una pelota de pin-pon y le daremos forma de burguer, aprentando bien la masa para que quede compacta. Una vez hecha la forma, la pasamos por la harina y retiramos el exceso.

Una vez todas preparadas, las marcaremos con la ayuda de una sartén antiadherente con un poco de aceite de oliva y sal. A fuego medio, con un minuto por cada lado es suficiente. El objetivo es dorarlas, ya que todos los ingredientes que tiene ya están cocinados. ¡Y listas para meterlas en las pitas!

b) La salsa

En un bol, mezclar todos los ingredientes hasta conseguir una textura homogénea. Probar de sal y rectificar en el caso de que para vuestro gusto esté dulce.

c) El montaje

Tostar los panes de pita en la tostadora o en el horno. Ojo con pasaros, ya que si se tuesta demasiado no podremos rellenarlo porque se romperá. El objetivo es calentarlo para hacerlo maleable y elástico.

Cortar en rodajas el pepino, la remolacha, el tomate, el aguacate y los champiñones. Rallar la zanahoria. Disponer todos los ingredientes en una bandeja grande para que cada comensal pueda coger lo que desee para su pita.

Descabezar el pan de pita de tal forma que podamos rellenarlo. Sujetándolo con una mano, untar con la salsa de yogur las paredes del pan. Rellenar con lo que más nos apetezca de los ingredientes que hay preparados y ponerle dos miniburguers. Compactar y rellenar con brotes verdes. Añadir un poco de salsa por encima y ¡listo!

Espero que os guste la receta y que os animéis a hacerla. Es una idea perfecta para una reunión de amigos o para un picnic. ¿Os apetece? Si no usáis todas las miniburguers podéis congelarlas sin problema: no varía la textura ni el sabor.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés