Si tienes asma no comas carnes procesadas

Los embutidos y carnes procesadas como el salami, el salchichón, algunos tipos de salchichas y alimentos precocinados son ricos en nitratos.

Polución, cantidad de polvo en casa, resfriados graves; estos son sólo algunos de los asuntos que hacen que los pacientes de asma vean empeorados sus síntomas. Ahora un grupo de investigadores del Hospital Inserm Paul Brousse en Villejuif, Francia ha encontrado otro factor que hace que quienes padecen esta enfermedad vean agravada su calidad de vida: el consumo diario de embutidos y carnes procesadas.

Carnes procesadas, ricas en nitratos

Los embutidos y carnes procesadas como el salami, el salchichón, algunos tipos de salchichas y alimentos precocinados son ricos en nitratos. Este compuesto contribuye a que la carne no se estropee. Algunos estudios lo han asociado con la presencia de enfermedades como cáncer, enfermedad cardiaca, diabetes tipo 2, y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Por ello estos investigadores quisieron comprobar si también podrían estar relacionados con el asma.

Para ello, analizaron los caso de casi mil personas con asma a quienes se les preguntó por su dieta y la presencia o no de embutidos en ella. A estos pacientes también se les analizó los síntomas de su enfermedad y la gravedad con la que estos estaban presentes en ellos. Los resultados confirmaron que estos alimentos se relacionaban con una presencia más agresiva de esta afección.

- Advertisement -

Los pacientes de asma que tenían en su dieta diaria embutidos como parte de su menú habitual tenían hasta un 76% más de probabilidades de sufrir un empeoramiento de los síntomas. Por otro lado, aquellos que no comían estos productos mostraban una mejor calidad de vida y su afección se manifestaba de forma menos agresiva.

Futuros tratamientos para el asma

Según la doctora Zhen Li, autora principal de esta investigación, estos resultados son una muestra de que a día de hoy no se conocen los efectos que pueden tener las carnes procesadas en la salud de las personas. «Sigue habiendo lagunas en la diseminación del conocimiento sobre los daños de las carnes procesadas de parte de la comunidad de investigación al público», explica la autora.

Tal y como indican los autores de la investigación este podría ser el primer paso hacia un tratamiento del asma desde la nutrición. Reducir la ingesta de carnes procesadas podría ser la clave para una mejora en la calidad de vida los pacientes con esta enfermedad respiratoria, aunque tal y como expresan los responsables de este estudio aún falta por ahondar en la relación entre los embutidos y esta afección.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés