Recetas Ecológicas: Levadura madre siempre disponible

¿Cómo tener levadura madre en casa siempre disponible Aquí te damos la respuesta.

Existen muchas técnicas desarrolladas en la alta panadería pero lo que indudablemente no nos puede faltar en un buen pan casero, hecho con ingredientes de la mejor calidad y con herramientas adecuadas es saber hacer nuestra propia masa madre o levadura madre. Porque es algo muy fácil y básico además de económico y que nunca está demás no olvidar cómo hacer nuestra propia masa madre, sus cuidados, con el fin de hacer delicias reposteras y panes saludables.

¿Por qué hacer masa madre en casa?

Contar con masa madre nos puede ayudar en dar un toque especial a muchas recetas en las que utilicemos masas. Además de fácil y rápido es muy económico. Manejar los tiempos de uso de la masa madre es la antesala de la alquimia que se produce en todos los procesos creativos del pan más artesanal. Vamos, lo que es conocido por todos “tener las manos en la masa”.

- Advertisement -

Ingredientes para hacer masa madre:

  • Agua y harina integral.
  • Una medida de harina por la misma medida de agua.

Si podemos utilizar una harina recién molida gracias a un molino de harina doméstico , será una harina creada en el momento con la ventaja de que obtendremos una masa madre llena de vida, que no sufrirá oxidación y su valor nutricional estará al completo para nuestro pan delicioso. Una de las mejores harinas para hacer masa madre son la harina de espelta integral y harina de centeno integral, ambas de calidad ecológica si podemos elegir.

Proceso de creación de nuestra masa madre

Dependiendo de la luz, la calidad de la harina integral, la calidad del agua, temperatura ambiental e incluso nuestra propia energía, el proceso de creación de nuestra masa madre puede durar de 2 a 4 días.

Medida

Podemos utilizar la medida que deseemos, puedes utilizar medio vaso de agua como medida orientativa o bien unas jarras medidoras de vidrio transparente, de esta forma observaremos cómo es el proceso de forma más clara. Ten en cuenta que su capacidad aumenta y es importante contar con un “recipiente de espera” adecuado para su creación.

Reposo

Deja esta mezcla a temperatura ambiente y tapa con una gasa que permita oxigenación a tu mezcla hasta el siguiente día. Sólo necesitarás observar el proceso dentro de 24 horas.

Resultado de la masa madre después de 24 horas

¡Puedes observar una pequeña elevación en tu masa, porque está viva! Burbujitas y también olor a fermentado son los indicativos de que todo está bien.

Si no observas nada, no te lo tomes a mal, simplemente tu masa madre requiera de un poco de más tiempo. Indistintamente, necesitamos eliminar la mitad de tu mezcla. Ten de referencia la medida que conservas.

Debes mezclar de nuevo agua y la misma harina integral, ten de referencia la medida que conservas. La mezcla nueva que incorpores debe ser exactamente igual a la que conservaste en el recipiente y las mezclamos.

Resultado después de 48 horas o más

El proceso anterior debe repetirse durante los días que sean necesarios con un máximo 4 días. Debes refrescar con una nueva carga de harina y agua desde las 24 horas hasta que obtengas tu propia masa madre.

Nuestra masa madre está viva

Entre el segundo y cuarto día de seguir este proceso es cuando podemos obtener nuestra masa madre, que estará viva y que tantos beneficios nos aporta en el proceso de hacer un pan saludable en casa.

Este proceso ha permitido crear masa madre gracias a la humedad del agua, el calor o temperatura ambiente y a que las levaduras y bacterias comienzan a reproducirse dando lugar a una masa esponjosa, hinchada y con burbujas. El olor a fermento puede ser más o menos agradable según nuestro olfato.

Mi masa madre está saludable

Conservación de la masa madre

Después de crear nuestra masa madre la conservaremos en la nevera en un bote cerrado para evitar que tengamos que alimentarla a diario. De esta forma, sólo tendremos que repetir el proceso de alimentarla una o dos veces por semana. Puede que tu masa madre entre en un estado latente, estará “dormida”. Una vez que sea alimentada se activará y de nuevo tendrá ese aspecto esponjoso y burbujeante.

Una masa madre es saludable cuando conserva un color claro y un olor a fermento agradable. Si tu masa madre se empieza a oscurecer y su olor a fermento comienza a ser fuerte puedes recuperarla sin problema, debes alimentarla con harina integral y agua.

Alimenta tu masa madre

Tu masa madre te puede acompañar durante toda tu vida y es una alternativa saludable y fácil de tener levadura natural muy diferente a esos polvos mágicos químicos que también elevan nuestras masas.

Cada visita a nuestra nevera podemos echar un ojo a nuestra nueva invitada en la cocina. Normalmente necesitará que la alimentes una o dos veces por semana. Desechamos la mitad de la mezcla e incorporamos la misma medida en mezcla de agua y harina integral.

Trucos con la masa madre

Masa madre pasando apuros y soluciones

  • Azúcar moreno: Un truco que os puede valer es utilizar un poco de azúcar moreno para revivirla si nuestra masa madre está pasando un gran trance.
  • Yogur natural: Puede que bacterias no saludables hayan contaminado nuestra masa madre, el yogur natural mantienen las bacterias saludables en tu masa madre
  • Mucho calor: acorta los tiempos en la elaboración del pan
  • Mucho frío: añade un poquito de azúcar moreno o elabora el pan en la habitación más cálida de tu casa.
  • Masa madre negra: Definitivamente debes desechar tu masa madre. No hace falta ponerse dramático, ya conoces el proceso y de dos a cuatro días tendrás una masa madre recién nacida para continuar elaborando pan sano.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés