CENTRO ECOLÓGICO TERRE VIVANTE Feliz XX cumpleaños

La idea era poder demostrar de manera práctica todo aquello que se publicaba en la revista y en los libros.

En septiembre de 1998 organizamos desde la Asociación Vida Sana un viaje al Centro Ecológico Terre Vivante situado en Mens, en los Alpes franceses. Hacía apenas 4 años que lo habían inaugurado. Ahora cumplen su 20 aniversario.
Este centro era uno de los sueños de Claude Aubert, pionero de la agricultura ecológica que junto a otras personas había creado la editorial Terre Vivante especializada en agricultura ecológica, bioconstrucción, alimentación ecológica y ecología práctica, además de editar la revista “Les quatre saisons de jardinage”, todo un icono de la horticultura ecológica en Francia. La idea era poder demostrar de manera práctica todo aquello que se publicaba en la revista y en los libros.  Un centro de experimentación y un escaparate para que las personas interesadas pudieran visitarlo y ver que la horticultura ecológica. La idea era tan buena que consiguió reunir 61.000€ aportados por lectores entusiasmados con el proyecto.

La editorial Terre Vivante financió la mitad de la construcción del centro que unido a las aportaciones de los lectores y a alguna ayuda pública pudo ser una realidad en 1994. Desde entonces ha acogido numerosas visitas, estancias de prácticas y ha ofrecido formación y demostraciones prácticas sobre horticultura ecológica, gestión medioambiental, bioconstrucción y energías alternativas.   Todo un referente europeo al que le deseamos un camino de éxitos por muchos años más. ¡Felicidades!

Montse Escutia, ingeniera agrónoma especializada en agricultura ecológica. Coordina el departamento técnico y las actividades formativas de la Asociación Vida Sana desde 1996

http://www.vidasana.org/

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Día Mundial del Olivo 2022

Alliums ecológicos son más nutritivos

Estrategia de algas de la UE

Lo ‘bio’ en Italia y Francia

La crisis afecta al sector ‘bio’