Las granjas ecológicas tienen una biodiversidad muy amplia

Las granjas de agricultura ecológica acogen en sus campos, como promedio, un 34% más de especies de plantas, insectos y otros animales que los campos convencionales, según los datos de un estudio elaborado por investigadores del Reino Unido y Suecia publicados esta semana la revista especializada Journal of Applied Ecology.

Un estudio de expertos de la Universidad de Oxford muestra que la agricultura ecológica fomenta más la biodiversidad que las granjas convencionales. ¿Los más beneficiados? Insectos polinizadores como las abejas.

 

Las granjas de agricultura ecológica acogen en sus campos, como promedio, un 34% más de especies de plantas, insectos y otros animales que los campos convencionales, según los datos de un estudio elaborado por investigadores del Reino Unido y Suecia publicados esta semana la revista especializada Journal of Applied Ecology.

El equipo liderado por Sean Tuck, del departamento de ciencias vegetales de la Universidad de Oxford, analizó los datos acumulados desde 1989 en 94 estudios anteriores que cubren 184 áreas cultivo, y contrastó los registros ya conocidos con imágenes vía satélite que permiten determinar el uso de la tierra y la calidad del paisaje que rodea a los cultivos.

El análisis de estos dos tipos de datos permitió calcular el número de especies de animales y plantas que viven en los terrenos de granjas convencionales -en su mayoría, agricultura intensiva-, y de granjas que han introducido el sistema de gestión ecológica, donde no se utilizan en absoluto o se utilizan muy pocos productos químicos de síntesis como insecticidas y plaguicidas.

El estudio muestra que el impacto de la agricultura ecológica en la riqueza de especies varia desde el 26% hasta el 43%, dependiendo de las zonas analizadas y los tipos de cultivos que se comparan. De hecho, los autores reconocen que la denominación de agricultura ecológica u orgánica no es uniforme en todos. Y es que en algunos casos se refiere a cultivos donde no se comparan los datos, con el promedio de ganancia en riqueza de especies arriba citado. Esta variación podría deberse a una serie de factores relacionados con la variación regional en las prácticas agrícolas y las definiciones de “orgánico” .

Los beneficios para la biodiversidad

“Nuestro estudio indica que la agricultura ecológica, como una alternativa a la agricultura convencional, puede producir importantes beneficios a largo plazo para la biodiversidad”, explicó Tuck. “Los métodos de agricultura ecológica podrían, en este sentido, contribuir a la detención de la pérdida continua de la diversidad biológica que afecta en especial a los paises industrializado”, agregó el investigador británico.

Uno de los grupos de animales que más claramente se benefician de la agricultura ecológica son los insectos que facilitan la polinización de las plantas, como es el caso conocido de las abejas. En este grupo, los campos de las granjas ecológicas tenían un 50% más de especies que los campos de granjas de agricultura intensiva, destaca el estudio publicado esta semana.

Igualmente, el estudio parece indicar que las granjas ecológicas tienen un papel especialmente destacado para preservar la biodiversidad cuando se encuentran en regiones dominadas por la agricultura intensiva. Es decir que las granjas ecológicas actuarían como refugios donde sobreviven muchas de las especies que han sido exterminadas en los campos donde se practica la agricultura convencional, según ha detalló Lindsay Turnbull, otra de los expertos de la Universidad de Oxford que han participado en el estudio.

En cambio, este efecto isla no es tan apreciable en las especies de insectos polinizadores, posiblemente porque vuelan también a zonas de agricultura convencional y se ven afectadas por los insecticidas que se usan en este tipo de campos.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Día Mundial del Olivo 2022

Alliums ecológicos son más nutritivos

Estrategia de algas de la UE

Lo ‘bio’ en Italia y Francia

La crisis afecta al sector ‘bio’