Vino y empanadillas

Las empanadillas de Isabel son diferentes ya en su apariencia, pues tienen formas caprichosas y apetecibles: tartaletas, conos, cubos… También se diferencian en los ingredientes: de espinacas, de pimientos, con un toque de picante… pura delicatessen y de elaboración primorosa y completamente «bio», por supuesto.

En BioCultura Madrid nos encontramos a dos emprendedoras mujeres. Se conocieron en la feria y, como el buen vino se complementa con un buen alimento, y viceversa, decidieron interactuar en esa última edición.

El resultado tuvo un gran éxito porque ha sido la unión armónica de dos productos excelentes y deliciosos, hechos con cariño, honradez y atención la naturaleza. Sus artífices son dos jóvenes empresarias muy dinámicas: nuestra querida María Alfonso e Isabel Serrano. Los protagonistas: el vino Volvoreta (mariposa en gallego) y las empanadillas.

Las empanadillas de Isabel son diferentes ya en su apariencia, pues tienen formas caprichosas y apetecibles: tartaletas, conos, cubos… También se diferencian en los ingredientes: de espinacas, de pimientos, con un toque de picante… pura delicatessen y de elaboración primorosa y completamente «bio», por supuesto.
En cuanto al vino Volvoreta, ¿qué podemos decir que no hayamos dicho ya? Pues por increíble que parezca siempre podemos decir más. María es una mujer tan inquieta que nos sorprende constantemente con cosas nuevas. Además de los excelentes tintos, tienen un espumoso de lujo. Además elaboran mosto, en pequeñas cantidades, reserva de primerísimo valor nutricional para paladares muy exigentes, y sin alcohol, claro está. Más chocante, pero no menos deliciosa, es la mermelada de uva Volvoreta que hace que te chupes los dedos. 
Pero el no va más ocurrió el año pasado cuando presentaron su vino sin sulfitos añadidos (posiblemente el único de nuestro país). Aunque está permitido en agricultura ecológica añadir una cierta cantidad de sulfitos, María (en la foto) ha decidido ir más lejos y hacer un vino más puramente natural… lo más ecológico de lo ecológico.

- Advertisement -

 

Paseando por Madrid nos hemos encontrado a estas dos mujeres de nuevo juntas en el mercado de San Miguel…»El maridaje nos fue muy bien en BioCultura y, como no podíamos esperar un año para la próxima edición de la feria, decidimos probar suerte en este mercado”. Son las únicas “ecológicas” del mercado, pero la idea es precisamente promocionar los productos ecológicos fuera de los ámbitos dedicados exclusivamente a ellos porque “queremos que la gente se vaya acercando a esta forma de hacer, con ética y respeto por la naturaleza”.
Aunque a nosotros nos parezca increíble, para muchos es la primera vez: nunca antes habían probado productos ecológicos, les parecía algo raro, limitado a ciertos productos. “No hay por qué constreñirse a una clientela determinada. Es necesario que más gente sepa que se pueden hacer cosas deliciosas con respeto por el medio”.
Mucha suerte en ese otro mundo, porque a  nosotros ya nos tenéis conquistados.

Begoña Quintanilla

 http://www.vidasana.org/

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés