Carne podrida en China para McDonalds y KFC

Esta noticia ha sido publicada en El Espectador. También es el golpe más reciente a las compañías extranjeras de comida rápida que operan en China, donde las promesas de un rápido crecimiento (hay más de 4.400 restaurantes KFC) se han visto afectadas por temas relacionados con el buen estado de lo que los chinos se comen.

Un proveedor de McDonalds y KFC en China ha sido acusado de entregar carne podrida a las cadenas de comida rápida y de falsificar la fecha de vencimiento. Este es el último escándalo que ha golpeado a ese país en relación con la salubridad de sus alimentos.

Esta noticia ha sido publicada en El Espectador. También es el golpe más reciente a las compañías extranjeras de comida rápida que operan en China, donde las promesas de un rápido crecimiento (hay más de 4.400 restaurantes KFC) se han visto afectadas por temas relacionados con el buen estado de lo que los chinos se comen.

La supervisora de seguridad de alimentos de Shanghai dijo que había cerrado un procesador de carne y pollo a las afueras de la ciudad tras una investigación encubierta hecha por una cadena de televisión local que descubrió que la compañía estaba poniendo fechas de vencimiento nuevas en carne podrida, entre otras violaciones a la seguridad.

- Advertisement -

KFC y McDonald’s, que empleaban a una empresa procesadora de carne de propiedad estadounidense, se disculparon con los consumidores chinos.

Las empresas de comida extranjeras generalmente gozan de una mejor reputación entre los consumidores chinos que sus competidores domésticos, pero algunas revelaciones hechas por los medios durante los últimos años han afectado esta reputación.

El escándalo más reciente golpea a KFC, la cadena de pollo asado propiedad de Yum Brands, con sede en Kentucky, justo cuando se recuperaba de una investigación local hecha hace 18 meses, la cual halló que su proveedor de pollos utilizaba antibióticos en exceso.

China representó el 35% de las ganancias operativas de Yum en 2013. “Una vez se haga pública la noticia, será muy difícil que convenzan a los clientes chinos de que (KFC) puede poner en marcha las revisiones necesarias a sus proveedores”, dijo Ben Cavendar, un analista que vive en Shanghái y que trabaja para el China Market Research Group.

La salubridad de la comida es un tema recurrente para las compañías que dependen de las cadenas de abastecimiento de China, que deben aumentar su producción y a la vez cumplir estándares internacionales de calidad. Pero la empresa de procesamiento que estaba involucrada en este caso, Shanghai Husi Food, una subsidiaria del OSI Group, con sede en Illinois, ha operado durante casi dos décadas. “Estamos trabajando con los departamentos gubernamentales relevantes y hay una investigación en camino”, dijo un empleado de la planta de Husi en el suburbio de Jiading, en Shanghai.

El OSI Group comenzó a proveer a McDonald’s en China a principios de la década de 1990, cuando el grupo de comida rápida se aventuró por primera vez en ese país, para descubrir que no existían las cadenas de suministro local.

OSI opera ocho plantas de procesamiento de carne y pollo en la China continental. En enero, la cadena de almacenes Walmart recogió carne de burro “cinco picantes” que vendía en sus almacenes de Jinan, al oriente de China, luego de informar que los exámenes de DNA revelaban que se trataba de carne de zorro.

Una funcionaria de relaciones públicas de Yum en Shanghai dijo que no podía hablar con medios extranjeros. La compañía expresó en Weibo, el equivalente chino de Twitter, que había suspendido los suministros que le proveía la planta de Husi en Shanghai.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés