GOREKO caserío vasco ecológico

Llevo cuatro años en la agricultura ecológica. Hice unos cursos y me cambió el chip totalmente. Me metí de lleno en lo ecológico. Decidí volver a lo que era la producción tradicional del basserri, del caserío vasco de toda la vida. Es decir, tocar un poco de todo.

Goreko es un caserío vasco, dirigido por Gorka Irazabal, que produce verduras, fruta, miel y carne de caprino. Todo en ecológico. Hablamos con Gorka en BioCultura Bilbao.

-¿Cómo empezó todo?
-Llevo cuatro años en la agricultura ecológica. Hice unos cursos y me cambió el chip totalmente. Me metí de lleno en lo ecológico. Decidí volver a lo que era la producción tradicional del basserri, del caserío vasco de toda la vida. Es decir, tocar un poco de todo. Cerrar el círculo de lo ecológico en la propia finca. Agricultura, ganadería, apicultura… Pero, claro, no para el autoconsumo, sino para poder vivir de eso, en plan profesional… Organizamos visitas para los clientes, tiendas, etc. Para que todo el mundo sepa cómo hacemos las cosas en Goreko…

¿POR QUÉ?
-¿Por qué te metiste en lo ecológico?
-Mis padres, desde siempre, me han inculcado el amor por la Naturaleza y por el mundo tradicional…Lo ecológico siempre estaba ahí, revoloteando dentro mío. Hasta que me decidí y me lancé completamente. Fue una aventura. Hoy puedo decir que ha salido bien…

-Estás muy involucrado en la protección de las variedades locales…
-Sí, exactamente. Es algo que me motiva mucho. En Euskadi tenemos muchas variedades autóctonas. Creo mucho en esto, en la producción local de variedades propias. No se trata sólo de tener una red de semillas propias, sino de que intercambiamos semillas de gran calidad y pureza. Son las variedades mejor adaptadas a estas tierras y climas. Y no sólo en lo que respecta a vegetales. Nuestro ganado caprino está compuesto por la cabra de la raza azpigorri, en peligro de extinción.

LA DISTRIBUCIÓN
-¿A quién le llegan los magníficos productos de Goreko?
-Distribuimos de diversas formas. Nuestros clientes son, por lo general, bastante jóvenes y gente mayor. De todo un poco, pero, siempre, con un nivel cultural alto, gente que sabe lo que quiere comer. Vendemos en tiendas, online, a otros agricultores, a restaurantes, en el propio caserío…

-¿Cómo haces para tener una producción tan diversificada siendo una finca tradicional y con poca gente?
-Tener muchas líneas de trabajo es muy complejo pero es lo más ecológico. Cerramos el círculo en la propia finca, como decía antes. Obtengo mis propias semillas. Y, con las abejas, además de polen y miel, se mejora la producción, en cantidad y calidad. No hay mejor polinizador que la abeja. Y las cabras comen de aquí y con su estiércol fertilizamos los campos. Es un engranaje perfecto. Pero, sí, es mucho trabajo. También tenemos algunas gallinas, etc.

Esteban Zarauz
Asociación Vida Sana

GENTE JOVEN
DE VUELTA AL CASERÍO

-¿Hay mucha gente joven que está optando por esta vía en Euskadi?
-Yo te diría que sí. Mucha gente joven está volviendo a los caseríos a trabajar, con la familia. Muchos jóvenes lo tienen muy claro. Esto no es sólo para ganarse la vida. Es una forma de vida, una forma de vida tradicional, como había sido siempre en Euskadi. Yo tengo 30 años. Tengo claro que lo que quiero en la vida es volver a lo que había visto en el Euskadi de siempre.

Goreko
Tel. 627785203
[email protected]

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Mejores vinos ecológicos de Valencia

Plaguicidas químicos en tu plato

IV Festival Be Veggie