‘Recetas Ecológicas’: Como hacer tofu casero

¿Te gusta el tofu y quieres aprender a hacerlo en tu casa Pues presta atención a este artículo de ‘Conasi’

Dice la leyenda que el sabio emperador chino Liu-An inventó el tofu en el año 164 a.C. La religión china de la época, el taoísmo, prohibía estrictamente el consumo de carne a sus fieles, así que el tofu enriqueció sus posibilidades culinarias y ayudó a cubrir sus necesidades de proteínas. Unos 800 años más tarde unos monjes budistas llevaron el tofu a Japón.

Actualmente, el tofu un derivado de la soja popular en todo el mundo (otros derivados de la soja son leche o licuado de soja y los fermentados: miso, tempeh, tamari o salsa de soja, natto, etc.). El tofu coagula las proteínas de la soja, siendo especialmente interesante por ser el alimento de origen vegetal con más elevado contenido en proteínas completas, con los 9 aminoácidos esenciales. Para que se produzca esta coagulación, tradicionalmente se usa nigari, una sal que contiene cloruro de magnesio, pero se puede emplear también cloruro de calcio, cloruro de magnesio directamente, o sales de Epsom.

Es un alimento apropiado para incorporar en nuestros platos una o dos veces por semana. Su elaboración en casa es sencilla y así nos lo demuestran nuestros colaboradores de Nutrición Esencial. Sólo necesitamos habas de soja, agua, nigari y el kit de tofu.

- Advertisement -

Si tienes máquina de leche vegetal, puedes ahorrarte los 4 primeros pasos, ya que puedes elegir uno de los 2 programas para leche de soja (con soja remojada o con soja no remojada).  Cuando terminas el proceso, cuelas el resultado y ya tienes por una parte, leche de soja para hacer el tofu y la pulpa u okara por otro.

Ingredientes

  • 250g de habas de soja amarilla secas y ecológicas
  • 2 cucharadas de nigari en escamas
  • Agua

Instrucciones

  1. La noche de antes, dejamos la soja en remojo. Por la mañana, cuando vayamos a hacer el tofu escurrimos este agua y enjuagamos con agua abundante las semillas.
  2. A continuación, trituramos la soja con 650 ml de agua. Necesitamos que quede una mezcla homogénea y fina.
  3. Una vez tengamos bien triturada la soja, vertemos esta mezcla en una cacerola que tendremos puesta al fuego con 1.5 litros de agua hirviendo. Esperamos a que empiece de nuevo a hervir y bajamos el fuego. Dejamos que se haga durante 45 minutos. (¡Ojo! acuérdate que tienes que remover la mezcla, para que no se te pegue.)
  4. Pasados los 45 minutos, colar esta mezcla. Para ello, poner un paño fino y limpio en un colador y pasar por ahí. Por un lado obtendremos la leche de soja y por otro la pulpa o okara. La pulpa ya no vamos a utilizarla para el tofu, la puedes incorporar en otros platos.
  5. La leche que os queda, la ponemos de nuevo al fuego. Cuando empiece a hervir la apartamos y le añadimos el nigari disuelto en media taza de agua caliente y esperamos 10 minutos más.
  6. Escurrimos de nuevo esta mezcla por el colador con la tela. ¡Ya tenemos la cuajada, la base del tofu! y por otro lado el suero, que podemos utilizar para enriquecer otros platos como las sopas.
  7. Ayudándonos con una cuchara, ponemos la cuajada en el molde, al que previamente le habremos puesto un paño de algodón. Apretamos bien la cuajada, para que no se desmorone el tofu una vez hecho. Envolvemos bien la mezcla y cerramos el molde.
  8. Para prensar el tofu, debemos poner peso encima del molde, aproximadamente 1 Kg.
  9. ¡Ya tenemos nuestro tofu casi listo! Pasados 30 minutos lo sacamos del molde con cuidado y lo ponemos en un bol durante 5 minutos con agua muy fría. Esto ayudará a que la textura sea más compacta.
  10. Escurrimos y secamos bien y…voilà! Ya tenemos nuestro tofu listo para hacer cualquier receta rica rica y llena de proteína vegetal

Visita su blog AQUÍ

Más información  en:   953 102 560

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés