La increíble relación entre el Ártico y los incendios forestales

Los científicos conocían la conexión que existe entre los incendios forestales que cada año arrecian en la zona oeste de los EEUU y la desaparición del hielo en el Ártico, una relación que el cambio climático ha contribuido a acentuar y que recién ahora han logrado dirimir cómo se produce.

Ártico e Incendios Forestales

Entre el oeste de los Estados Unidos y el Ártico hay una conexión que combina dos elementos tan dispares y diferentes entre sí, como son el hielo marino y los incendios forestales. Según los investigadores de este nuevo estudio hay un vínculo innegable entre el derretimiento de grandes masas heladas al norte del Círculo Polar y las condiciones climáticas de esta área, que favorecen la propagación del fuego.

A medida que las masas de hielo del Ártico se derriten, lo que ocurre entre junio y octubre, la luz solar incide con mayor fuerza en las áreas circundantes y las calienta, haciendo desaparecer aún más cantidad de hielo. Esto tiene un ‘efecto mariposa’ sobre el oeste de EEUU, que también experimenta una subida de las temperaturas, que acaba por ser cómplice de los incendios.

Esta relación ya era conocida, pero lo que no se tenía muy claro eran los mecanismos de su funcionamiento, que han sido descritos por los autores de este estudio, quienes afirman que el patrón climático generado por esta conexión tiene una influencia significativa, tanto como los fenómenos de La Niña o El Niño.

- Advertisement -

Según la teoría del caos, el vuelo de una mariposa puede tener efectos en la conformación de un huracán al otro lado del globo terráqueo, por lo que los científicos emplean esta analogía para explicar cómo puede ser que estados tan lejanos al Ártico como son: Washington, California y Oregón se vean influenciados por lo que sucede allí.

Los científicos han explicado que no es raro que las condiciones climáticas en un punto del planeta, influyan en la climatología que se experimenta a miles de kilómetros de allí. En este caso se ha comprobado que este tipo de relación está negativamente influenciada por el calentamiento que experimenta el Ártico a causa del cambio climático. Y este es el elemento desencadenante de las condiciones de extremo calor que sufre la costa oeste estadounidense a finales de año.

¿Como sucede?

Según explican los científicos esta teleconexión se debe a que, cuanto más se calienta y se derrite el Ártico, las diferencias de presión del aire conforman un vórtice atmosférico sobre esa área, que actúa como un ciclón antihorario. Este empuja una corriente de aire calentado, que acaba barriendo la humedad del área costera oeste de los Estados Unidos.

Debajo de la cresta del chorro polar que se desvía y ondula se termina creando otro vórtice que gira en sentido horario y que se sitúa sobre la costa pacífica de EEUU, trayendo consigo cielos despejados, altas temperaturas y baja precipitación, es decir, todas aquellas condiciones que contribuyen a hacer surgir y a agravar los incendios forestales.

Las previsiones apuntan a que este fenómeno de los dos vórtices y la conexión entre estos dos puntos del globo sólo puede ir a peor, por lo que se espera que sus efectos se agudicen y resulten cada vez más nefastos, en una región que sufre incendios voraces que ya han calcinado enormes áreas de terreno. Los resultados de estos estudios podrían ser de gran utilidad para quienes gestionan los bosques en peligro.

Por otra parte, los científicos apuestan por el combate abierto y agresivo del cambio climático, ya que afirman que, solo mitigando sus efectos y acabando de una vez por todas con la destrucción a la que se está sometiendo al medio ambiente, se podrían vislumbrar caminos alternativos a la debacle global a la que nos dirigimos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés