Andalucía implementará más estaciones de medida de calidad del aire

La inversión está cofinanciada con el 80 por ciento por la Unión Europea con cargo al Programa Operativo Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder 2014-2020), lo que implica la obligación del adjudicatario en la difusión y publicidad de las actuaciones a desarrollar.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía ha licitado por un total de 3.388.429,75 euros el acuerdo marco para el suministro de estaciones de medida para la vigilancia, el control y la evaluación de la calidad del aire.

Según los datos recabados por Europa Press, el contrato, dividido en cuatro lotes dentro de un procedimiento abierto con tramitación ordinaria, cuenta con un plazo de ejecución de cuatro años. De esta manera, el primer lote estará valorado en 1,8 millones, el segundo en casi 628.500 euros, el tercero en 642.700 euros y el cuarto en 237.400 euros.

La inversión está cofinanciada con el 80 por ciento por la Unión Europea con cargo al Programa Operativo Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder 2014-2020), lo que implica la obligación del adjudicatario en la difusión y publicidad de las actuaciones a desarrollar.

Los principales problemas de contaminación están asociados a elevados niveles de partículas, óxidos de nitrógeno y ozono. Esta situación es similar a la de otros países europeos, si bien España se ve afectada por las circunstancias climatológicas existentes de alta insolación, estabilidad atmosférica, bajas precipitaciones y proximidad al continente africano.

Por ello, es fundamental para la administración andaluza reducir la contaminación atmosférica, además de promover la concienciación de la ciudadanía y mejorar la información disponible sobre la calidad del aire. La estrategia se plantea para dar respuesta a este problema como futuro marco para la gestión de la calidad del aire en Andalucía, tanto a nivel autonómico como a nivel municipal.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobó mediante acuerdo de 19 de abril de 2016 la formulación, estructuración, elaboración y aprobación de la Estrategia Andaluza de la Calidad del Aire, que se ha planteado de manera participativa, fomentando la conciencia ciudadana y la implicación social, contando con todos los sectores implicados para lograr entre todos la mejora del medio ambiente andaluz.

Tal y como se ha establecido en el procedimiento de aprobación, el documento ya se ha distribuido por las diferentes departamentos, áreas e instituciones de la administración autonómica para que realicen sus aportaciones, y se publicó para participación ciudadana.

Del resultado de esta participación se han incorporado al documento mejoras que son el primer paso para hacer de esta estrategia un documento singular integrado. La segunda fase es continuar el proceso de participación con los ayuntamientos, para lo cual, aparte de la remisión del borrador, se ha convocado este encuentro con los alcaldes.

Después se presentará a los órganos consultivos de la Consejería, el Consejo Andaluz de Medio Ambiente y el Comité de Acciones para el Desarrollo Sostenible, donde están representados los agentes institucionales y sociales interesados en las cuestiones programadas en la estrategia para su debate y valoración.

De estos foros participativos, así como de otros que se estimen convenientes, resultará una versión consensuada que se someterá a información pública. El documento realiza una evaluación exhaustiva de los niveles de calidad del aire existentes en la comunidad autónoma de Andalucía, en el que se analizan todas las zonas en las que se divide Andalucía en cuanto a calidad del aire.

Se incluyen los principales contaminantes, independientemente de la superación o no de las referencias legales, y se comparan dichos valores no sólo con los valores límite que ofrece la legislación vigente, sino también con los valores objetivos planteados por las directivas europeas y con la guía de calidad del aire de la Organización Mundial de la Salud.

La estrategia plantea un conjunto de objetivos de reducción de emisiones que se traducirán en una mejora cuantificable de la calidad del aire y que se ejecutarán a través de la aprobación de los planes de mejora de calidad del aire, actuando como el instrumento facilitador que contiene la información de base necesaria para la elaboración de estos planes.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Otras noticias de interés