López de Uralde se considera un «preso político» encarcelado por defender sus ideas sobre el clima

En un encuentro virtual de ‘elmundo.es’, recogido por Europa Press, el activista se mostró «muy preocupado» por el fracaso de la cumbre (COP15) pues, a su juicio, ha supuesto la pérdida de una oportunidad única de avanzar de manera definitiva en la lucha contra las emisiones de dióxido de carbono (CO2). «La Tierra se sigue destruyendo. Seguimos en la misma situación de emergencia o peor de lo que estábamos antes de Copenhague», criticó.

   En este sentido, explicó que uno de los «principales» problemas del encuentro fue la «falta clara» de liderazgo en materia de medio ambiente. «España no está bien situada en este aspecto y desgraciadamente estamos muy lejos de lo que sería deseable en política ambiental», se lamentó. No obstante, destacó el papel de los activistas que «son una piedra en el zapato del Gobierno que a veces lleva a las administraciones a moverse».

   Preguntado acerca de las futuras estrategias que se plantea la organización, López de Uralde señaló que se centrarán en las campañas de lucha por un modelo energético limpio. «No hay una respuesta única para lograrlo, ya que es un tema complejo, pero seremos testigos de una diversificación del modelo de transporte y una mayor integración con el sistema eléctrico en un modelo ciento por ciento renovable», añadió.

   Por otra parte, coincidiendo con el inicio de la presidencia española de la UE, pidió al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que priorice la aplicación de una política energética europea basada en las fuentes de energía renovables. «La experiencia española en el campo de las renovables debería servir para que Europa avance en ese camino y que se comprometa de una vez con la, al menos, un 40 por ciento de las emisiones para 2020», recalcó.

DESTRUCCIÓN LEGAL DE LA TIERRA

   «La destrucción de la Tierra por el cambio climático se está haciendo dentro de la legalidad», acusó el ecologista, quien advirtió de que «no van a seguir viendo como algunos se cargan en planeta sin hacer nada por evitarlo». «Nuestras protestas siempre son pacíficas y sólo nos ponen en riesgo nosotros mismos, pero optar por la complacencia sólo lleva a que la situación de destrucción ambiental se perpetúe», recordó.

   Respecto a su encarcelamiento, explicó que las autoridades danesas les trataron como «a perros», negándoles cualquier comunicación con el exterior. Así, insistió en que la situación del resto de reclusos era «infinitamente mejor» pues podían comunicarse, recibir cartas y llamadas. En esta línea, criticó el «autoritarismo» que demostró el Gobierno danés durante toda la cumbre. «No esperábamos una reacción tan desproporcionada como la que finalmente hubo con detenciones masivas o la detención injustificada y preventiva de activistas», concluyó.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés