Greenpeace acusa a la UE de sonar como un disco rayado y exige un compromiso mayor en reducción de emisiones

En opinión de los ecologistas, la UE ha perdido una «valiosa oportunidad» para recuperar el liderazgo internacional al comprometerse a reducir sus emisiones de CO2 en un 20 por ciento con respecto a los niveles de 1990, y condicionar un recorte mayor (hasta el 30 por ciento) a que otros países industrializados como Estados Unidos y economías emergentes como China o Brasil asuman esfuerzos equivalentes.

   El director de Cambio Climático de Greenpeace Europa, Joris den Blanken, criticó en un comunicado que «la UE empieza a sonar como un disco rayado» que mantienen la misma táctica que «no funcionó en Copenhague». «La única manera de que la UE pueda actuar de ‘palanca’ internacional es aumentando su objetivo de reducción al 30 por ciento», insistió.

   Además, la organización insta a los líderes europeos, que se reunirán en Bruselas el próximo 11 de febrero, a apoyar un compromiso «incondicional» de la UE para rebajar en un 30 por ciento sus emisiones de CO2 en 2020, con respecto a los niveles de 1990.

   La Unión Europea notificó sus cifras este jueves a Naciones Unidas, que ha dado de plazo hasta el día 31 de este mes para que los países que firmaron el acuerdo no vinculante de Copenhague comuniquen sus respectivos compromisos. Los Estados que respaldaron el texto de Copenhague representan más del 80% de las emisiones de efecto invernadero en el mundo.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés