Teresa Ribera subraya que el anuncio reciente de compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero por casi cien países es un gran respaldo al Acuerdo de Copenhague

El reto de la UE y de la presidencia española, para la Secretaria de Estado, es el nuevo escenario internacional donde las economías emergentes están adoptando un papel activo en la respuesta de lucha contra el cambio climático. Es, por tanto, «un gran paso que estos países incorporen por primera vez la lucha contra el cambio climático en sus políticas de crecimiento y desarrollo de calidad.

Teresa Ribera ha destacado que durante la Presidencia españolas áreas prioritarias de acción son: impulsar el desarrollo y puesta en marcha de los compromisos financieros a corto plazo consolidados en Copenhague; ofrecer una repuesta clara en materia de deforestación evitada con los con los países con bosques primigenios; afianzar un marco de cooperación tecnológica con terceros países en congruencia con la acción exterior de la UE; y finalmente mantener un diálogo intenso con el sector empresarial que requiere un marco estable de certeza y estabilidad y congruencia a escala global para planificar sus políticas de inversión a medio y largo plazo.

Ha recordado que junto al Acuerdo de Copenhague existen documentos muy avanzados resultantes también de la COP 15 en relación con los dos grupos de trabajo que se han estado negociando durante los dos últimos años: grupo para la consideración de los Futuros compromisos de las Partes Anexo I y el grupo de Cooperación a Largo Plazo. Ambos tendrán que continuar trabajando a lo largo de 2010 y presentar sus resultados en la próxima conferencia de México.

La Secretaria de Estado ha destacado el importante papel que cumple Naciones Unidas como foro y herramienta capital para construir un orden mundial más justo y solidario, y por tanto, la Unión Europea trabajará para mejorar y reforzar el papel de Naciones Unidas como ámbito de tomas de decisiones en la lucha global contra el cambio climático.

En este sentido, la Presidencia española impulsará contactos bilaterales y también regionales y sectoriales para crear alianzas con el fin de incrementar las posibilidades de éxito con un acuerdo ambicioso y un marco vinculante en la próxima Cumbre de México que se celebrará el próximo mes de noviembre.

MARM

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés