Cuenta atrás para la Cumbre de México

“Es necesario un mandato claro y ambicioso de aumentar los compromisos de reducción de emisiones de la UE y que el viejo continente se una alrededor de una misma estrategia de liderazgo climático”, ha declarado Aida Vila, responsable de la campaña de cambio climático y energía de Greenpeace. “La UE no puede seguir dudando. Es momento de que alinee sus compromisos climáticos con las recomendaciones científicas y haga progresar las negociaciones. El cambio climático sigue avanzando y no hay tiempo que perder”.

En este sentido, Greenpeace solicita a los líderes europeos:

La presentación de un mandato ante la Comisión para que ésta elabore una propuesta de aumentar el objetivo de reducción de emisiones incondicional de la UE del 20% al 30% para 2020. Este sería el primer paso necesario para alcanzar, en un acuerdo climático global, el 40% de reducción de emisiones para 2020 que la ciencia recomienda para el conjunto de países industrializados.

Al mismo tiempo, el aumento del objetivo europeo de reducción de emisiones repercutiría en la recuperación económica porque implicaría una mayor confianza en las energías renovables que, además de constituir una tecnología exportable para países como España, generarían el empleo verde que la UE necesita para salir de la crisis.

El establecimiento de alianzas con aquellos países en vías de desarrollo que son progresivos y constructivos en las negociaciones climáticas, como instrumento para aumentar la presión hacia los países que bloquean el camino hacia un acuerdo justo, ambicioso y legalmente vinculante en la cumbre de Naciones Unidas para el cambio climático que va a celebrarse en noviembre de 2010 en Cancún, México. Para ello, la UE debería restablecer la confianza perdida con los países en desarrollo, haciendo públicas las cifras de apoyo financiero que va a poner a disposición de la lucha contra el cambio climático en estos países, para que durante los años 2010 a 2013 puedan empezar a implementar medidas que repercutan en un desarrollo más limpio y les ayuden a desviarse de su ritmo de crecimiento de emisiones entre un 15 y un 30%.

Documentos de análisis de Greenpeace:

‘Engañando a la atmósfera’. El compromiso de la UE de reducir sus emisiones el 20% para 2020 significa poco más que seguir como hasta ahora, sin realizar ningún esfuerzo  efectivo para salvar el clima. La UE puede aumentar sus compromisos de reducción de emisiones y jugar un papel decisivo en la lucha contra el cambio climático a la vez que reactiva su economía.

 

Greenpeace

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés