La videoconferencia podría lograr importantes reducciones de las emisiones de CO2 y elevados beneficios económicos para grandes empresas

Entre las principales conclusiones del estudio cabe citar que las grandes empresas podrían amortizar la inversión en dichas tecnologías en tan solo 15 meses, y ahorrarse en torno a 900 viajes de negocios durante el primer año de su aplicación. El documento añade que el uso de teleconferencia acelera los procesos de toma de decisión, mejora la productividad y la conciliación de la vida profesional y laboral.

La investigación ha sido realizada por la consultoría independiente Verdantix, que realizó detalladas entrevistas a directivos de empresas que ya habían adoptado el uso de teleconferencias, entre ellas Accenture, Aviva, EMC y Microsoft, para calcular el rendimiento del capital invertido en dichas tecnologías y las reducciones de emisiones de CO2 logradas.

Los resultados obtenidos tienen por objetivo determinar los beneficios en términos de reducción de CO2 y financieros de la implantación de la tecnología en empresas con ingresos anuales de 1.000 millones de dólares (812 millones de euros) o más, y de qué modo éstos se traducirán en beneficios ambientales y para la economía en general en Estados Unidos y el Reino Unido durante los próximos 10 años.

Entre los logros ya conseguidos, el estudio cita el ahorro de 6.200 toneladas de emisiones de CO2 por parte de Accenture entre noviembre de 2007 y agosto de 2009.

- Advertisement -

Por su parte Aviva registró una reducción de la huella de carbono generada por los viajes aéreos de sus ejecutivos de un 25%, en los 9 meses subsiguientes a la implantación de tecnologías de videoconferencia, con respecto a los 9 meses anteriores.

www.fundacionentorno.org

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés