Por qué el sistema de “auto-reporte” de emisiones de GEI tiene que funcionar mejor y maneras de hacerlo

Básicamente, hay una discrepancia significativa entre estas emisiones “auto-reportadas” (que podríamos llamar de “abajo hacia arriba”) y las concentraciones resultantes correspondientes en la atmósfera que se estiman a partir de estas mediciones (que podríamos llamar “de arriba hacia abajo”).

Esta diferencia tiene importantes implicaciones no sólo en apoyar el desarrollo de proyecciones de GEI en los escenarios futuros de cambio climático, sino también en cuestiones más prácticas e inmediatas, tales como el de mercados de carbono y los objetivos de desarrollo limpio, entre otros. Curiosamente, el Protocolo de Kioto de la CMNUCC contempla la ”verificación de emisiones”,como un componente importante de la convención, pero ese mecanismo no se ha aplicado en sus casi 20 años de existencia.

Aquí están algunas de las razones por qué …

En primer lugar, la Convención Marco es un ”juego” en el que los “jugadores” pueden ”ganar” sólo si demuestran un progreso en la reducción de emisiones. ¿Quién en este marco está seriamente interesado en someter esta información de las emisiones con precisión?

Bueno, esto es como pedirle a cualquier persona que someta con precisión sus ingresos económicos en las declaraciones de impuestos si no hay verificación de cumplimiento por parte del gobierno. Por ello, el apoyo político para un mecanismo de verificación bien establecido es incipiente en el mejor de los casos.

En segundo lugar, ¿sabe que sólo hay 120 estaciones en todo el mundo en las que las concentraciones de gases de efecto invernadero se miden? Este número es muy pequeño, y la escasez de mediciones hace que la estimación de las emisiones -y la atribución de la fuente a una región o país en particular- sea muy incierta. Por ello, las estimaciones de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel nacional tienen sus propias imprecisiones.

Como se explica en la serie de artículos en esta revista, el resolver estas discrepancias es una prioridad, tanto por razones de peso a largo plazo y por razones prácticas hoy en día. A través de una mejor recopilación de datos (una mayor resolución de la red de monitoreo de GEI) y mejores métodos para la estimación y atribución de las fuentes de emisión, existe la esperanza de ganar este juego crítico realmente hacia un futuro mejor.

Y por cierto, feliz Día de la Tierra!

http://blogs.iadb.org/ – Fernando Miralles-Wilhelm

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Otras noticias de interés