La emisión de gases causantes del cambio climático ‘baja’ en Galicia por la crisis

La emisión de gases efecto invernadero, causantes del cambio climático, fue en 2010 un 6,74 por ciento inferior a la registrada en 1990, además de por la mejora en las tecnologías, por la influencia en la industria de la crisis económica.

   Así lo ha apuntado el secretario xeral de Calidade e Avaliación Ambiental, Justo de Benito, que ha comparecido acompañado del conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández, para dar cuenta de los resultados del informe sobre Cambio Climático en Galicia elaborado por la Xunta.

   En este informe puede verse como la emisión de gases de efecto invernadero fue aumentando desde el año 1990 hasta alcanzar su pico en 2007, cuando las emisiones totales a nivel nacional superaron en más de un 50 por ciento las del año base –1990–, mientras que en Galicia se emitía un 25,28 por ciento más.

   A partir de ese momento, en buena parte a causa de la bajada de actividad debida a la crisis económica, los índices decrecieron y se situaron en 2010 en un 22,82 por ciento más de emisiones que en 1990 a nivel nacional y un 6,74 por ciento menos a nivel gallego.

   En el informe también se refleja que la mayor parte de las emisiones –un 66 por ciento del total en 2010– provienen de contaminación ‘difusa’, es decir, de aquellas fuentes no reguladas por el comercio de derechos de emisión, como son los hogares o los transportes. La contaminación de las fuentes del sector ‘difuso’, asimismo, se ha mantenido casi constante, frente al descenso en emisiones de las industrias del sector ‘directivo’.

   Las industrias más contaminantes en Galicia siguen siendo las de producción de energía, que agrupan el 67 por ciento de las emisiones y tienen en su sector las plantas con más emisiones de la comunidad, las de Sabón, Meirama y As Pontes.

   En cuanto al sector ‘difuso’, los índices más altos de emisiones los tienen el residencial (sobre un 27 por ciento) y los transportes (el 43 por ciento).

CAMBIOS A NIVEL CLIMÁTICO

   Según el informe de la Xunta, se ha constatado que en los últimos 50 años la temperatura gallega ha aumentado a razón de 0,17 grados por cada década, un crecimiento que ha sido más acusado en las temperaturas máximas. Asimismo, 2011 fue el séptimo año más cálido desde 1961.

   Aunque en la serie de los últimos 50 años no se aprecian diferencias significativas en la cantidad de lluvia caída, el informe sí evidencia un cambio en el régimen de precipitaciones, con lluvias «más torrenciales», dado que «llueve lo mismo pero en menos días». Además, los años 2004, 2005, 2007 y 2011 –todos en el siglo XXI– han sido los más secos desde 1961.

   La temperatura del mar se ha incrementado en este periodo una media de 0,2 grados por cada década y su nivel ha crecido en torno a entre dos y dos centímetros y medio cada 10 años.

   Finalmente, en relación a los ecosistemas, el informe detecta cambios como un adelanto en la floración, maduración y cosecha de la vid de entre 16 y 18 días en los últimos 30 años y retrasos de hasta 23 días en la floración de la patata.

   Asimismo, las golondrinas llegan a Galicia unos 15 días antes que hace 30 años y se marchan unos 15 días después y la mariposa de la col vuela por primera vez unos 30 o 40 días antes de lo que solía hacerlo hace tres décadas.

PREVISIONES

   Según estos datos, Justo de Benito ha afirmado que puede esperarse que a lo largo del presente siglo la temperatura máxima media en Galicia se eleve entre dos y cinco grados. La mínima, por su parte, podría crecer entre 1,8 y cuatro grados.

   Aunque por el momento las lluvias permanecen estables en cantidad, el informe también prevé que disminuya de forma paulatina el total de precipitaciones, así como que se distribuyan de forma diferente a lo largo del año –más concentradas y más torrenciales–.

   Justo de Benito y Agustín Hernández han recordado el compromiso de la Xunta en este ámbito, para el que destinó en 2011 más de 35,1 millones de euros en 84 medidas de lucha contra el cambio climático.

   Entre esas medidas, el informe destaca las mejoras en la red de observación ambiental –para la vigilancia de los efectos–, las ayudas para el fomento del ahorro energético, el Plan Director de Movilidad Alternativa y las acciones en formación y sensibilización sobre esta problemática.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés