Bilbao podría evitar la emisión de 250.000 tn de CO2

La aplicación de «buenas prácticas» por parte de las empresas públicas y privadas radicadas en Bilbao y de los ciudadanos a nivel particular podrían evitar la emisión en la capital vizcaína de 250.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

   Estos datos han sido aportados por los autores del informe realizado sobre las 17 empresas participantes en el programa ‘Medición de la huella de carbono en la organización. Hacia una ruta baja en carbono en Bilbao’, que ya conocen el impacto medioambiental del desarrollo de su actividad.

   Esta iniciativa, promovida por el Ayuntamiento de Bilbao a través de la sociedad municipal Bilbao Ekintza, busca concienciar a las empresas de la importancia de reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera y contribuir a que implanten medidas acordes con la preservación del medio ambiente, políticas que las situarán de igual a igual en el ámbito ecológico respecto a importantes empresas de todo el mundo.

   Las empresas participantes en el programa se encuadran en cinco sectores: hoteles (Meliá Bilbao, Gran Bilbao, Zenit Bilbao y Hotel Domine), empresas de limpieza (Limpiezas Villar, Elimser y Limpiezas Abando), empresas de distribución (Congelados Juldan y Floridita Bilbao), alimentación (Grupo Uvesco), y transporte y otras organizaciones del sector servicios (Soleto Bus, Imprenta Garcinuño, Electrónica Lux, Icaza, Grupo Zubizarreta).

- Advertisement -

   A través de esta iniciativa, las empresas han recibido esta misma semana un informe en el que se señala su «huella de carbono» o, lo que es lo mismo, la cantidad de CO2 uno de los principales gases que origina el «efecto invernadero», causante del cambio climático en la Tierra.

   Algunos de los indicadores principales para medir la «huella de carbono» son el uso de combustibles para calefacción, consumo de electricidad, transporte de materias primas, aprovisionamiento, etc.

   Además del diagnóstico, realizado por la consultora Factor CO2, las 17 empresas participantes han recibido un manual de buenas prácticas que podrán emplear para reducir sus emisiones.

   Entre las medidas propuestas se encuentran la renovación de los equipos energéticos y de calefacción, el uso de bombillas de bajo consumo, el fomento del uso de vehículos eficientes y que empleen biocombustibles, política de «compras verdes» en lo referido al aprovisionamiento de materias primas.

   Los autores del informe calculan que, si las empresas adoptan estas medidas, al año se podría evitar la emisión en Bilbao de 250.000 toneladas de CO2 a la atmósfera, es decir, un 30 por ciento menos respecto a 2005 el primer año de referencia del estudio.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés