ALSA reduce en 3.000 toneladas las emisiones de CO2 durante 2013

En su conjunto, el ahorro de energía obtenido es el equivalente al consumo anual de 3.000 hogares españoles, según indica la compañía en un comunicado.

La compañía de transporte de viajeros ALSA ha conseguido una reducción de 3.085 toneladas de emisiones de CO2 a lo largo del año 2013, gracias a las políticas medioambientales desarrolladas por el operador, fundamentalmente, a los programas de formación en conducción eficiente impartidos a los conductores y a los resultados del Proyecto Clima de incorporación de vehículos híbridos a la flota de ALSA.

En su conjunto, el ahorro de energía obtenido es el equivalente al consumo anual de 3.000 hogares españoles, según indica la compañía en un comunicado.

Así, la reducción de consumos de gasoil obtenida por ALSA en 2013 debido a estos programas ha conseguido un ahorro de 1.107.000 litros de combustible en los más de 600 vehículos que disponen de sistemas embarcados que ayudan a la gestión de emisiones y del consumo. En términos de emisiones de CO2, ello significa que han dejado de emitir 2.786 Tm. de Gases Efecto Invernadero (GEI).

ALSA inició la formación personalizada en conducción eficiente en 2009 y el pasado año ha sido el que mejores resultados se han obtenido, debido a la sensibilización, colaboración e implicación de los conductores de la compañía. Gracias a los sistemas embarcados, los conductores pueden monitorizar y consultar en todo momento los resultados obtenidos en función de su estilo de conducción.

Por otro lado, recientemente AENOR ha verificado el Informe Anual de Seguimiento que ALSA reporta a la Oficina Española de Cambio Climático para el seguimiento del Proyecto Clima, cuantificando en 299 Tm. la cantidad de CO2 que se han dejado de emitir como consecuencia de la puesta en servicio de autobuses híbridos equivale a una reducción de más de 105.000 litros de gasoil.

En 2012, ALSA y el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente firmaron el Proyecto Clima para fomentar la reducción de emisiones de CO2 a través de la incorporación de vehículos de tecnología híbrida en su flota. El proyecto tiene el compromiso de reducción de emisiones de GEI con la puesta en servicio de autobuses híbridos (diésel – eléctricos), que consumen hasta un 38% menos de gasoil que los vehículos convencionales.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés