El ‘Mundial de Brasil’ bate récords en CO2

Uno de los mayores retos de Brasil era disminuir la huella ecológica teniendo en cuenta que el tamaño continental del país obliga en la mayoría de casos a desplazarse en avión entre las 12 ciudades sede.

La ministra de Medio Ambiente de Brasil, Izabella Teixera, cree que el Mundial de Fútbol de Brasil es «el más sostenible» de la historia, subrayando que además de los criterios sostenibles en la construcción de estadios, el país se ha esforzado mucho en compensar las emisiones de CO2 producidas sobre todo por los desplazamientos entre las ciudades sede.

Uno de los mayores retos de Brasil era disminuir la huella ecológica teniendo en cuenta que el tamaño continental del país obliga en la mayoría de casos a desplazarse en avión entre las 12 ciudades sede.

Según datos del Ministerio de medio ambiente, durante el Mundial se han emitido 1.406.430 toneladas de dióxido de carbono, de las que el 87,1% corresponden a los vuelos que los hinchas tomaron para llegar a Brasil; un 9,2% a vuelos internos; un 1,8% a alojamientos; un 1,4% a operaciones y un 0,5% a obras.

- Advertisement -

A pesar de que antes del Mundial la FIFA divulgó un estudio en el que preveía que las emisiones del Mundial de Brasil fueran 13 veces mayores que las del Mundial de Alemania de 2006, la ministra Teixeira ha dicho este jueves en rueda de prensa en Río de Janeiro que el Gobierno no sólo ha compensado la contaminación generada directamente por el Mundial -60.000 toneladas–, sino que ha superado las metas propuestas,

«Hemos mitigado nueve veces las emisiones del Mundial», ha dicho, y ha explicado que el Gobierno puso en macha un «innovador» sistema metodológico para conseguirlo.

En abril, el Ministerio pidió a las empresas del país propietarias de créditos de carbono que hicieran donaciones de esos créditos para recibir a cambio un ‘Sello de Bajo Carbono’. Se adhirieron a la campaña 14 empresas y hasta el momento se han compensado 535.500 toneladas de CO2, según el Ministerio.

Respecto a los estadios, los 12 cuentan con el certificado internacional LEED, que tiene en cuenta la eficiencia energética, el uso de materiales certificados, la ventilación natural, la recogida de residuos, etc.

De todos ellos, el estadio de Mineirão, en Belo Horizonte, es el que ha conseguido la máxima puntuación (‘Platino’). Los estadios de Brasilia, Porto Alegre y Curitiba aún están siendo evaluados.

Además, se llegó a acuerdos entre productores de alimentos orgánicos para suministrar comida con sello ‘bio’ a los 18.000 voluntarios de la competición. Teixeira también se ha mostrado orgullosa de dejar como legado el sistema de reciclaje que se ha puesto en marcha en las ciudades sede, aunque no ha aportado datos sobre el alcance de estas medidas.

PASAPORTE VERDE PARA CONCIENCIAR

La ministra ha hecho estas declaraciones junto al representante del Programa de las Naciones Unidades para el Medio Ambiente (PNUM), Achim Steiner. Juntos han hablado del proyecto ‘Pasaporte verde’, que pretende concienciar a turistas de todo el mundo para que escojan hoteles, restaurantes y opciones de ocio respetuosas con el medio ambiente.

El programa se ha estrenado en las 12 ciudades sede del Mundial y consta de una aplicación para el móvil con información sobre los locales que ofrecen «productos diferentes» al consumidor, según Steiner. La ministra ha celebrado el éxito de la iniciativa, a pesar de que adherirse era «totalmente voluntario», según ha dicho, sin aportar cifras.

Uno de los legados más importantes del Mundial es traspasar todo el aprendizaje para la organización de los Juegos Olímpicos de Río 2016. Aunque la ministra no ha hecho mención a los compromisos medioambientales de la candidatura olímpica, recientemente aseguró que una de las promesas, limpiar las aguas contaminadas de la Bahía de Guanabara, no se va a cumplir porque se necesitan, como mínimo, 20 años.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés